Carlos Lesmes, presidente del Poder Judicial. / efe

Lesmes urge a PSOE y PP a renovar al Poder Judicial «antes del verano»

El presidente del CGPJ asegura que es «probable» que las negociaciones se retomen tras las elecciones andaluzas

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

Carlos Lesmes mete presión a los dos grandes partidos para intentar desbloquear de una vez la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El presidente de CGPJ este viernes instó al PP y al PSOE alcanzar un acuerdo «antes del verano» para elegir a los nuevos miembros del órgano de gobierno de los jueces.

Lesmes -muy locuaz tras reunirse con la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, para hacerle entrega de las memorias del Poder Judicial de 2020 y 2021,- se mostró esta vez optimista a pesar de que en tres años todos los intentos para la renovación han fracaso. Dijo estar «confiado» en que pueda haber un pacto en las próximas semanas y matizó que no es solo un «deseo», sino que tiene indicios de que «hay voluntad de hacer un acuerdo», aunque desconoce si ese pacto ya está cerrado.

El también presidente del Tribunal Supremo dijo que ve «probable» que las negociaciones se retomen después de las elecciones de este domingo en Andalucía y desveló que él mismo siempre que tienen oportunidad de verse con miembros del Gobierno o de la oposición les insiste en la necesidad de acabar con esta «situación anómala» de un Poder Judicial en interinidad desde hace años. «Yo les insto y ellos me dicen que sí, que lo quieren hacer, otra cosa es que luego se pongan de acuerdo», lamentó.

Carlos Lesmes no ocultó su hartazgo. «la situación que vivimos es muy anómala. Las instituciones se tienen que renovar en plazo. Es un mandato constitucional y la Constitución es una norma jurídica de obligado cumplimiento, no es algo que puede quedar al albedrío. Puede haber retrasos razonables, de un mes o dos meses, pero no situaciones patológicas como la que vivimos, de tres años y medio», lamentó antes de recordar que esta «insostenible» falta de renovación ya está tenido consecuencias en otros órganos judiciales, como el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional.