La causa contra miembros del ‘procés’, a punto

14/11/2017

El juez del Supremo Pablo Llarena ha pedido un informe a la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela como paso previo antes de asumir la causa que se sigue contra exmiembros del Govern de Cataluña y los responsables de Anc y Omnium en la Audiencia Nacional.

Llarena investiga en el Supremo el 'procés' hacia la declaración unilateral de independencia de Cataluña en lo que afecta a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y otros miembros de la Mesa del legislativo autonómico. En ese contexto, ha interrogado a esos imputados y los ha dejado en libertad bajo fianza.

La juez de la Audiencia Nacional, por su lado, sigue la misma causa contra ex miembros del Govern, entre ellos el exvicepresidente Oriol Junqueras, y contra responsables de las organizaciones independentistas ANC y Omnium, para quienes ordenó prisión preventiva sin fianza.

Esa es la principal cuestión en torno a la cual, a efectos inmediatos al menos, gira la decisión del juez del Supremo de acumular en sus manos las dos causas, también en lo relativo a los exmiembros del Govern: podría dejarlos en libertad bajo fianza, como ha hecho con Forcadell y otros, a diferencia de los decido por Lamela.

El paso que ha dado hoy el juez del Supremo es el primero antes de, precisamente, asumir la causa que se sigue contra ex miembros del Govern en la Audiencia Nacional.

Para ello ha solicitado a la juez Carmen Lamela que en el plazo de 5 días le informe sobre los aspectos fácticos, procesales e investigativos de ambos procedimientos.

Además, Lamela preguntará al fiscal y a los abogados de los imputados sobre cuál es su posición sobre la posibilidad de acumular ambos procedimientos en el Supremo y les conminará a que hagan llegar sus escritos al alto tribunal.

De hecho la defensa de Forcadell y de la miembro de la Mesa Ana Simó, ejercida por el mismo abogado que defiende a Junqueras, Andreu Van Der Eynde, ya ha pedido al Supremo que acumule ambas causas.

La pasada semana, Llarena dictó otra providencia en la que reclamaba al TSJ de Cataluña la investigación sobre Forcadell y los demás miembros de la Mesa, un primer paso a lo que podría suponer la acumulación de todos los procedimientos sobre la independencia de Cataluña en uno solo.

La ANC paga las fianzas

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ya ha abonado las fianzas de 25.000 euros por cabeza que impuso el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena a los exmiembros de la Mesa del Parlament Lluís Corominas, Ramona Barrufet, Anna Simó y Lluís Guinó para eludir la prisión.

El pasado día 9, el juez fijó una fianza de 150.000 euros a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell -que la ANC solo pudo pagar al día siguiente, por lo que pasó una noche en prisión-, mientras que para Lluís Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet acordó fianzas de 25.000 euros y les dio una semana de plazo para abonarlas.

Fuentes de la ANC han informado hoy de que, al igual que hicieron con Carme Forcadell, han costeado también las fianzas del resto de miembros de la Mesa soberanistas a través de la denominada «caja de solidaridad».

Se trata de una cuenta corriente, organizada por la ANC, con la que se han recogido aportaciones ciudadanas destinadas a afrontar sanciones o fianzas derivadas de la acción judicial contra líderes del proceso soberanista.