"El juego del calamar" llega a los patios de los colegios en España

El éxito de la serie "El juego del calamar" recorre cualquier parte del mundo. Desde Rusia, pasando por China y hasta el Golfo Pérsico, en Emiratos Árabes Unidos. Un fenómeno de masas para un público adulto que, lejos de quedarse ahí, ha llegado a los parques infantiles, como se ha podido grabar recientemente en Singapur. O a los patios de múltiples colegios en Europa. Juegos infantiles más que conocidos, como el "escondite o pollito inglés", pero adaptados por los niños de hoy como en la ficción de esta serie surcoreana. Con disparos simulados y en algunos casos, incluso, con violencia física, a bofetadas, tal y como se denunciaba en un centro de Bélgica hace unos días. Sin llegar a este extremo de momento, en España varias escuelas de Infantil y Primaria en Bilbao, Barcelona y Madrid ya han advertido en circulares internas a las familias de juegos similares en sus recreos. Con profesores que han descubierto que niños de 5 a 12 años han visto este contenido inadecuado para su edad a solas, en dispositivos móviles, cuando no en familia, con sus padres. Por eso, profesores y psicólogos ponen el foco en los padres, para que controlen el acceso de sus hijos a este tipo de contenido audiovisual. Con unas pautas básicas para no dar pasos atrás en su crecimiento y maduración intelectual y evitar la normalización de contenidos violentos a edades tempranas. Porque la educación, reiteran, es tarea de todos.

ATLAS ESPAÑA