Jordi Sevilla dimite por injerencias externas que el Gobierno niega

28/01/2020

Jordi Sevilla ha presentado su dimisión como presidente no ejecutivo de Red Eléctrica por «injerencias externas y discrepancias en el entorno regulatorio», mientras que desde el Gobierno han negado cualquier tipo de desavenencias o injerencias por su parte.

En una carta que ha entregado a cada uno de los consejeros de Red Eléctrica durante la reunión del consejo de administración, celebrado este martes, en la que ha presentado formalmente su dimisión, Sevilla señala que dimite porque esas injerencias y discrepancias podrían interferir en la buena marcha de la empresa, en sus planes de futuro y en su propia gestión como presidente.

La decisión de Sevilla de dimitir se hizo pública este lunes y, mientras desde su entorno se apuntaba a motivos personales, otras fuentes señalaban a que su salida se debía a discrepancias con la vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, y con la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), de la que es consejero su marido, Mariano Bacigalupo.

Entre los puntos de desencuentro estarían la reestructuración corporativa pretendida por Sevilla, los recortes a la retribución de Red Eléctrica aprobados por la CNMC o las limitaciones a sus planes de inversión y expansión de la compañía.

Sin embargo, en declaraciones tras el Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado que no ha existido ningún tipo de desavenencia o de injerencias políticas y ha defendido que Ribera respeta absolutamente la autonomía de las empresas participadas por el Estado.

En este sentido, ha recordado que tanto el Ministerio como la propia Red Eléctrica presentaron, en su momento, las alegaciones que consideraron oportunas al recorte de retribución propuesto por la CNCM.

Fuentes de Transición Ecológica han insistido en que Red Eléctrica es una empresa del IBEX 35 muy importante que está llamada a desempeñar un papel vital en la transición energética y respetan plenamente la independencia de la compañía y las decisiones personales de su presidente.

En la reunión de hoy, el consejo de administración del gestor eléctrico ha tomado razón de la renuncia de Sevilla, al que han agradecido su labor como presidente de Red Eléctrica y han destacado su impulso decidido a garantizar el buen funcionamiento de la compañía y su futuro.

Además ha activado el plan de contigencia previsto para estos casos, en virtud del cual la consejera independiente coordinadora, Carmen Gómez de Barreda, asumirá la gestión del consejo y presidirá temporalmente las reuniones.

Por su parte, el consejero delegado, Roberto García Merino, además de sus funciones ejecutivas, gestionará la representación de la compañía frente al Gobierno y la Administración del Estado.

Asimismo se ha puesto en marcha el proceso de selección de un nuevo presidente, que deberá ser nombrado por parte del consejo de administración tras la pertinente convocatoria de la Consejera Independiente Coordinadora y previo informe favorable de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones.

No obstante, fuentes conocedoras del procedimiento consultadas por Efe, ha señalado que el Gobierno será el encargado de proponer al nuevo candidato, que deberá ser refrendado por el consejo de administración de Red Eléctrica.

Antes, el candidato propuesto por el Ejecutivo deberá ser refrendado por la comisión de Nombramientos de Red Eléctrica y por el consejo de administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), máximo accionista de la compañía con el 20 %.

Los estatutos sociales del gestor del sistema eléctrico marcan que su máximo órgano de decisión designará de entre sus miembros a su presidente, lo que implica que el sucesor de Sevilla deberá ser nombrado previamente consejero.

Fuentes del accionariado consultadas por Efe han asegurado que no preocupa la dimisión de Sevilla puesto que la compañía cuenta con un plan de contingencia perfectamente diseñado para estos casos que asegura su normal funcionamiento.

Sevilla accedió al cargo en julio de 2018, en sustitución de José Folgado, y al frente de Red Eléctrica ha cerrado operaciones como la compra de Hispasat a Abertis y ha tenido que lidiar con los recortes a la remuneración del negocio regulado planteados por la CNMC y que le llegaron a hacer amagar con un ERE.

Además, bajo su presidencia, el gestor del sistema eléctrico presentó un plan estratégico con 6.000 millones de euros de inversión hasta 2022 enfocado a facilitar la transición energética. EFE