La inflación aumenta también las colas del hambre

ATLAS ESPAÑA

La inflación desbocada se nota también en las colas del hambre que no paran de crecer en los últimos meses. El precio disparado de los carburantes, de la luz y de los alimentos ha hecho mella en miles de familias. Ahora su única salvación para llegar a final de mes es acudir a los bancos de alimentos. Casi el 30 por ciento de los que viven en nuestro país está en riesgo de pobreza. Este alza de precios sin freno afecta también a los comedores sociales, como el comedor Misión del Silencio de Vigo, que lleva más de 45 años abierto. Para no tener que cerrar busca ayuda tanto pública como privada, para seguir dando de comer diariamente a una media de 150 personas.