Iglesias acusa a Vox de «querer dar un golpe de Estado»

    Cargando reproductor ...
28/05/2020

La tensión no baja en el Congreso de los Diputados. El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha acusado este jueves a Vox de «querer dar un golpe de Estado» pero «no atreverse» a ello. Ha sido durante su comparecencia en la Comisión para la Reconstrucción en donde ha corresponsabilizado además al PP de la crisis sanitaria.

La tensión no baja en el Congreso de los Diputados. El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha acusado este jueves a Vox de «querer dar un golpe de Estado» pero «no atreverse» a ello. Ha sido durante su comparecencia en la Comisión para la Reconstrucción en donde ha corresponsabilizado además al PP de la crisis sanitaria.

Iglesias ha reconocido que se sentaría a dialogar con Carles Puigdemont porque es «el jefe de una formación a la que votan muchos españoles». Y también con el presidente de Vox, Santiago Abascal «aunque me parezca que quieren dar un golpe de Estado antes que defender la democracia».

La alusión ha provocado la reacción inmediata del portavoz de la formación, Iván Espinosa de los Monteros, quien ha pedido al presidente de la comisión, el socialista Patxi López, que tomase «cartas en el asunto». «Es una manifestación absolutamente intolerable, que falta a la verdad y que es tremendamente ofensiva para nuestro grupo y los cuatro millones de personas que le han votado», ha remarcado.

López ha defendido que la consideración de Iglesias entra en el «ejercicio de la libertad de expresión» y ha criticado que algunos grupos «tengan la piel muy fina». «Les gustaría dar un golpe de Estado, pero no se atreven», ha insistido el vicepresidente segundo del Gobierno, provocando el abandono de Espinosa de los Monteros.

Debilidad de la sanidad pública

En su intervención, el líder de Unidas Podemos ha culpado al PP y a los recortes que «perpetraron» en la sanidad pública de la debilidad del sistema para hacer frente a la crisis del coronavirus. «Fueron decisiones absolutamente equivocadas que nos han debilitado como país para enfrentarnos a una situación como esta», ha remarcado.

En su opinión, «los recortes de más de 7.000 millones de euros» en la sanidad pública, junto con «las privatizaciones y la precarización de las condiciones de trabajo de sus profesionales» han tenido consecuencias directas en la gestión actual de la crisis. Por lo que ha instado a la formación de Pablo Casado a reconocer que «se equivocaron». «Esto sería un primer paso muy importante para todos los grupos en el compromiso de la reconstrucción», ha insistido.

El diputado del PP, Mario Garcés, no ha querido entrar en las provocaciones y se ha limitado a recordar que el Ejecutivo de Rajoy tuvo que cubrir una deuda de miles de millones en el sistema farmacéutico como consecuencias de las medidas de gasto del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero