Govern se acoge al plazo de dos meses para responder a la sentencia