El festival Medusa culpa al impredecible reventón térmico

ATLAS ESPAÑA

Hablan los testigos del Medusa. Laura estaba en el festival y le cayó la estructura encima. Ahora guarda reposo en cama con la tibia rota. José Ramón lo vio desde su terraza en el piso 21, habla de un fuerte viento arenoso. Mientras la organización asegura en un comunicado que el accidente se debió a un "imprevisible fenómeno meteorológico". Los expertos inciden en que es muy difícil informar con exactitud sobre los reventones térmicos. Están asociados a episodios de calor pero la alerta suele marcarse en amplias áreas. Cuando ya se puede informar, ya es demasiado tarde.