Farmacéuticos de todo el mundo afrontan su futuro en Sevilla

ATLAS ESPAÑA

Durante siglos los boticarios han dado remedio a nuestras enfermedades. Son algo más que simples dispensadores de medicamentos. Los farmacéuticos tienen una formación muy completa. Conocen muchos síntomas menores. Ayudan a mujeres víctimas de malos tratos: si alguien les dice "mascarilla 19", ellos activan las alarmas.Y aún hay más. Han creado una aplicación que reunirá el historial completo del paciente y cualquier farmacia de España tendrá acceso a ello.Por eso cinco mil farmacéuticos de más de 100 países se han reunido en Sevilla, para reflexionar en cómo avanzar. Llevan 500 años pisando fuerte y, demostrando, que se hace camino al andar.