Victoria Cinto. / EFE

Fallece a los 63 años la vocal del Poder Judicial Victoria Cinto

La magistrada murió esta mañana en San Sebastián tras una larga enfermedad y el Pleno ha suspendido la reunión prevista para este jueves

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

La vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Victoria Cinto Lapuente ha fallecido esta mañana en San Sebastián a los 63 años, según ha comunicado el órgano de gobiernos de los jueces. La noticia ha causado una enorme consternación entre sus compañeros y el Pleno previsto para hoy ha quedado suspendido.

Exviceconsejera de Justicia del Gobierno vasco, Cinto ha fallecido después de una larga enfermedad por la que se encontraba actualmente de baja, según han confirmado fuentes del Consejo. La magistrada, integrante de la asociación progresista Juezas y Jueces para la Democracia, presidió entre 1999 y 2010 la Audiencia Provincial de Guipúzcoa y antes fue decana de los juzgados de San Sebastián.

Además, ejerció de viceconsejera de Justicia del Gobierno vasco cuando el socialista Patxi López era lehendakari, entre octubre de 2010 y diciembre de 2012. La designó en el cargo la entonces consejera del departamento, Idoia Mendia, en sustitución de Txema Fínez, después de su fallecimiento.

En el mismo comunicado, los vocales del Pleno del CGPJ y su presidente Carlos Lesmes expresaron su "inmenso dolor ante esta irreparable pérdida" y su reconocimiento a la labor desarrollada por su compañera en el Consejo, como integrante además de la Comisión Disciplinaria, "caracterizada por su competencia profesional, su espíritu de conciliación y la permanente búsqueda de consensos".

"Su contribución al actual mandato del Consejo ha resultado de capital importancia y, en consecuencia, su aportación ha sido decisiva en el desarrollo de las competencias del Consejo General del Poder Judicial en beneficio de la carrera judicial", recoge el texto.

"Integridad y humanidad"

El comunicado añade que la "integridad profesional y la profunda humanidad que desplegaba Cinto convirtieron en un alto honor el hecho de conocerla y compartir con ella las responsabilidades propias del cargo. Su recuerdo permanecerá siempre enmarcado en nuestra admiración, respeto y en un profundo afecto".

Nacida en Tarazona (Zaragoza) y licenciada en Derecho por la Universidad del País Vasco, Cinto ingresó en la Carrera Judicial en 1987, por oposición, y tuvo su primer destino en un juzgado de la capital guipuzcoana. Dos años después ascendió a magistrada y se convirtió en titular del Juzgado de Instrucción número 4 de San Sebastián.

En 1999 fue elegida presidenta de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa, cargo en el que permaneció hasta 2010, cuando pasó a la situación de servicios especiales al ser nombrada viceconsejera de Justicia del Gobierno vasco.

Reingresó en la carrera judicial en 2012, como magistrada de la Sección Primera de la Audiencia guipuzcoana, y en noviembre de 2013 fue designada por el Senado vocal del Consejo General del Poder Judicial por el turno judicial, pasando a formar parte de la Comisión Disciplinaria.