Un caza Eurofighter del Ala 11. / EA/Vídeo. Atlas

España ofrece a la OTAN desplegar cazas en Bulgaria ante la amenaza rusa

La Armada adelanta a la semana que viene la salida de la fragata Blas de Lezo hacia el mar Negro dentro de otra misión de la Alianza

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

España ha ofrecido a la OTAN el despliegue de cazas del Ejército del Aire por primera vez en Bulgaria como parte de la misión de vigilancia de su espacio aéreo a lo largo de la frontera con Rusia, igual que hace en los países del Báltico desde 2015 y realizó en Rumanía en 2021. El ofrecimiento fue realizado a finales de diciembre a los responsables de la Alianza Atlántica y ha sido confirmado hoy por la ministra de Defensa, Margarita Robles, ante el recrudecimiento de la crisis ruso-ucraniana.

La OTAN adoptó la misión de Vigilancia Aérea Reforzada en el año 2014 tras la anexión de Crimea por parte de Rusia con el objetivo de «demostrar la determinación colectiva de los Aliados, demostrar la naturaleza defensiva de la OTAN y disuadir a Rusia de la agresión o la amenaza de agresión contra los aliados».

España participa periódicamente en esta operación como parte de la vigilancia aérea del cielo del Báltico desde las bases de Lituania o Estonia. Se trata de periodos de tres meses una vez al año, en los que se despliegan cazas Eurofighter para tareas de vigilancia y control del espacio aéreo y llevar a cabo misiones de alerta de reacción rápida.

Pero, además de los países bálticos, la Alianza Atlántica decidió reforzar estas medidas de seguridad en dos áreas de actuación: en el norte y el sur. En la frontera sur con Rusia, fuerzas aliadas se ocupan en Rumanía y Bulgaria de reforzar temporalmente sus capacidades nacionales de vigilancia aérea. En este marco es en el que España desplegó por primera vez en Rumanía el pasado año (seis cazas en la base de Constanza) y estudia ahora la posibilidad de hacerlo por un periodo de dos meses en Bulgaria.

Participación de la Armada

Este jueves, la ministra Robles ha avanzado además que España adelanta a la próxima semana el envío previsto de la fragata Blas de Lezo de la Armada dentro de una misión de la OTAN. La noticia llega después de que este mismo lunes partiera el Buque de Acción Marítima (BAM) Meteoro de Las Palmas de Gran Canaria con rumbo al Mar Negro para líder de una de las misiones permanentes de la OTAN, en plena tensión con Rusia por la situación de Ucrania.

Según ha recalcado Robles en un acto en Ciudad Real, España ya participa en la OTAN como un «aliado serio», como así demuestra el despliegue que mantiene con más de 350 militares del Ejército de Tierra en Letonia, además de su papel para controlar el espacio aéreo báltico.

«La posición de España, como de la OTAN en su conjunto, es que la respuesta sea diplomática y haya una desescalada» con Rusia, ha dicho Robles, que ha insistido en que «la posición de todos los países es clara»: Moscú «no puede decirle a ningún país lo que tiene que hacer».

«La OTAN va a proteger y defender la soberanía de cualquier país que quiera entrar», ha añadido la ministra antes de volver a reivindicar que la respuesta sea «exclusivamente diplomática» para superar la crisis ucraniana y los tambores de guerra de Rusia.

Unidas Podemos, califica de «temeraria» la postura de España

Varios cargos de Unidas Podemos calificaron de «temerario» y un «error» alentar con despliegue militar la «escalda bélica» en Ucrania por defender los intereses y «bravuconadas» de Estados Unidos (EEUU), en plena crisis entre Rusia y Ucrania.

A ello se suma la reivindicación del lema 'No a la guerra' que se popularizó en rechazo a la presencia de España en la guerra de Irak durante el mandato de José María Aznar, como trasladó el portavoz parlamentario, Pablo Echenique, y el coportavoz de la formación morada, Pablo Fernández.

El diputado de Unidas Podemos y secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, tidó de «irresponsable» que, tras el «fiasco» de Afganistán, Europa siga a Estados Unidos (EEUU) en «bravuconadas belicistas», en pleno clima de tensión entre Rusia y Ucrania. «¿Está es la supuesta 'autonomía estratégica' de Europa frente a las grandes potencias? Muy lamentable. No en nuestro nombre», apuntó en redes sociales.