La escalada de precios recorta el consumo de alimentos necesarios para una buena salud

ATLAS ESPAÑA

A la conflictividad laboral se le multiplican los frentes ante el imparable aumento de los precios. Especialmente llamativo en el caso de las frutas, que han alcanzado la mayor subida de los ultimos 30 años. Tanto es así que se estan modificando los hábitos de consumo. Seis de cada diez consumidores los están adaptando a la renta disponible. Los nutricionistas advierten del riesgo de dejar de consumir en exceso frutas y verdurasA la hora de comprar la fruta y verdura hay que pensarlo más que nunca. porque hay más demanda que oferta en determinados productos como la sandía en pleno arranque de temporada. Esta subida de precios se nota en el bolsillo nada más comprar. Y también en su manera de adquirir los productos.La subida de precios está disuadiendo a muchos de adquirir este tipo de productos, pero los expertos avisan de que si se reduce el consumo de fruta y verdura, el nuevo hábito puede afectar a la salud. La falta de hierro o antioxidantes en la dieta son la antesala de algunas enfermedades. Por eso, sugieren que una solución para no reducir el consumo es comprar lo justo y no desperdiciar. Por ejemplo, utilizando los sobrantes de la fruta que se consume directamente en el congelador para utilizarlos en purés o batidos. A la espera de que los precios bajen en los próximos días, eso sí, habrá que seguir echando números antes de comprar.