El Congreso recupera las sesiones de control al Gobierno tras reclamarlas la oposición

    Cargando reproductor ...
08/04/2020

La Cámara da el primer paso para retomar la actividad y acuerda un pleno de preguntas al presidente y los ministros el próximo miércoles

El Congreso irá recuperando el pulso de manera paulatina. Los portavoces resolvieron convocar el próximo miércoles una sesión de control al Gobierno, que era una de las exigencias que la oposición había planteado en los últimos días. La suspensión de la actividad ordinaria en la Cámara baja como medida preventiva para evitar la transmisión del virus había suscitado los recelos de PP y Vox, que exigían reactivar las funciones de vigilancia al Ejecutivo, menguadas por la excepcionalidad. Otros grupos, sin embargo, como EH Bildu mostraron también su interés en esta cuestión.

El reloj del Congreso vuelve, además, a activarse. Los plazos para el trámite de iniciativas, que habían quedado congelados durante la vigencia del estado de alarma, empezarán de nuevo a correr el lunes. Pese a tratarse de una cuestión técnica, sus derivadas no lo son. El fin de la suspensión, acordada el 19 de marzo con los votos de PSOE y Unidas Podemos, volverá a fijar tiempos de respuesta del Gobierno a las preguntas de la oposición y a recuperar la presentación de enmiendas a los proyectos de ley.

Tanto el PP como Vox habían hecho de ambas cuestiones batalla política. En concreto, sobre el asunto de los plazos, los populares siguieron este martes los pasos dados por el partido de Santiago Abascal y advirtieron de que acudirían al Tribunal Constitucional en caso de que la Mesa no reconsiderara su decisión.

El apoyo del PP

La de conservar las plenas funciones del Congreso ha sido una reclamación que el PP ha mantenido viva desde el día en el que se conocieron los primeros contagios de diputados y la Cámara comenzó a trabajar al ralentí. Pero, esta semana, Pablo Casado advirtió incluso de que, en caso de que el Gobierno no se sometiera a mayores controles parlamentarios, los populares no apoyarían futuras prórrogas del decreto de estado de alarma, que conlleva las medidas de confinamiento para frenar la propagación de la epidemia.

Hasta ahora se han celebrado los plenos relativos al estado de alarma con una mínima representación de diputados y medidas adicionales de desinfección, las reuniones de los órganos de dirección del Congreso y la comparecencia del ministro Salvador Illa en la Comisión de Sanidad cada semana. Además, el registro ha permanecido abierto.

Una actividad insuficiente, a juicio de los populares, que hoy quisieron anotarse el cambio de posición y la posibilidad, además, de convocar ruedas de prensa en la Cámara. «Ha sido una victoria –subrayó la portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo– de la presión democrática del PP».

Ttambién otros grupos habían apuntado a la necesidad de reforzar el control al Gobierno. Es el caso de Esquerra, que amplió la solicitud de comparecencias de miembros del Ejecutivo a otras comisiones, más allá de la de Sanidad. Estos órganos también irán reactivándose. En cuanto al PNV, hace una semana se sumó en el Senado al PP para propiciar una sesión de la Comisión General de Comunidades Autonómicas; petición que se estudiará este miércoles.

Ahora el PP confía en que se le ponga fecha a la comparecencia de Pedro Sánchez para explicar el contenido del último encuentros del Consejo Europeo. Los populares quieren también que acudan al Congreso los «4 vicepresidentes y 18 ministros».