Joshua Dillon Hendry traficaba con heroína y crack de cocaína para su posterior distribución / crimestoppers-uk/Vídeo. E. P.

Detenido en Málaga un fugitivo británico un día después de pedirse colaboración ciudadana

Joshua Hendry, de 30 años, acusado de narcotráfico incluido en la lista de los más buscados, fue reconocido por agentes de la Policía Nacional en San Pedro de Alcántara

JUAN CANO Marbella (Málaga)

Joshua Hendry llevaba una vida aparentemente tranquila en Marbella (Málaga). Un extranjero más en la Torre de Babel de la Costa del Sol. Pero la difusión de las autoridades españolas y británicas, que lo incluyeron este miércoles en la lista de los fugitivos más buscados, terminaron por sacarlo de su deseado anonimato.

Su rostro saltó a los medios de comunicación y a todos los tablones de las comisarías de la provincia. Si estaba en Málaga, era cuestión de tiempo. Menos de 24 horas, para ser exactos. Eso fue lo que tardó una patrulla de la Policía Nacional en cruzárselo -y reconocerlo- cuando paseaba por San Pedro Alcántara.

A Joshua Hendry le constaba en vigor una orden internacional de detención para extradición por las autoridades de Reino Unido por traficar con heroína y crack, así como por pertenencia a un grupo criminal con sede en Liverpool. De hecho, su madre y su hermano ya fueron condenados como parte de la organización.

No es la única causa por la que se le buscaba. Hendry fue condenado en marzo de 2019 por delitos contra la salud pública vinculados al suministro de cocaína. Sin embargo, no llegó a pisar la cárcel al encontrarse en paradero desconocido.

Esas credenciales sirvieron a Joshua Hendry para entrar en el punto de mira de la operación 'Most Wanted', un proyecto de la National Crime Agency (NCA) británica y la organización no gubernamental sin ánimo de lucro Crimestoppers con el que colabora el Ministerio del Interior.

Mientras analizaban las nuevas informaciones recibidas de Reino Unido, agentes de la comisaría de Marbella se cruzaron con un hombre que paseaba al perro. Aunque las características físicas encajaban con las de las imágenes distribuidas por las autoridades británicas, hicieron varias comprobaciones más antes de detenerlo.

Los más buscados

Con su arresto, las autoridades tachan de la lista de más buscados a uno de doce fugitivos que incorporaron este miércoles a la operación 'Most Wanted'. El objetivo de esta iniciativa, que comenzó en 2006, es utilizar la colaboración ciudadana para identificar a fugitivos buscados por la policía británica, principalmente por delitos relacionados con el narcotráfico, asesinato, robos y tráfico de armas, y que se sospecha que podrían haber huido a España. De los 95 fugitivos en busca y captura incluidos en su listado de más buscados que podrían haberse escondido en España, 86 ya han sido localizados y detenidos en los últimos años.

«La campaña permite reforzar e incrementar la colaboración policial entre España y Reino Unido con la finalidad de crear un ambiente hostil que dificulte la implantación de organizaciones criminales en España y el asentamiento de delincuentes en nuestras ciudades», precisó el miércoles el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, tras informar de estas nuevas incorporaciones a la lista de fugitivos más buscados.

La detención de Hendry en Marbella confirma, además, que la Costa del Sol sigue siendo destino preferente de los prófugos para esconderse. No en vano, este miércoles, en la presentación de la iniciativa, las autoridades subrayaron que cinco de los 12 fugitivos podían haberse refugiado en la provincia de Málaga. Uno de ellos era Hendry, a quien situaban en la zona de Estepona. Se equivocaron por poco.