Desmantelada una organización dedicada al tráfico de cocaína en España y Portugal, con 475 kilos de droga incautados

16/08/2019

La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal dedicada a introducir cocaína por vía marítima procedente de Sudamérica para después distribuirla en distintos lugares de la Península Ibérica, y se ha incautado de 475 kilos de cocaína y más de mil plantas de marihuana.

En el marco de la operación Mansalva, los agentes han detenido a 14 personas, de las cuales 11 han sido arrestadas en Pontevedra, dos en Valencia y una en Portugal, según ha informado el Ministerio de Interior.

En los nueve registros llevados a cabo, la Guardia Civil ha intervenido además 12.000 euros en efectivo, 12 teléfonos satelitales, una plantación indoor de marihuana con más de mil plantas, cuatro vehículos dotados de dobles fondos y un remolque dotado de un sofisticado sistema hidráulico de ocultación, en el que la organización llegó a trasladar más de 300 kilos de cocaína.

Las investigaciones se iniciaron el año pasado, cuando agentes de la Guardia Civil especializados en la lucha contra el crimen organizado tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo delictivo asentado en Pontevedra, integrado por personas con antecedentes por narcotráfico.

En julio del año pasado, la investigación frustró la entrega de más de 300 kilos de cocaína que había sido trasladada desde Galicia hasta Valencia. Allí se intervino la droga en un garaje de la localidad valenciana de Quart de Poblet, cuando estaba siendo custodiada por dos miembros de la organización, que fueron detenidos en ese momento.

Posteriormente, los avances en la investigación frustraron en Portugal otra entrega de 175 kilogramos de cocaína, que había sido trasladada desde la provincia de Pontevedra. La Policía Judiciaria de Oporto y la Guardia Nacional Republicana incautó esta partida en las inmediaciones de la localidad portuguesa de Coimbra y detuvo a la persona que transportaba la droga.

Los detenidos utilizaban medios técnicos avanzados y móviles satelitales para evitar ser detectados e invertían importantes cantidades de dinero en tecnología, para obtener comunicaciones seguras y detectar medios de investigación policiales.

La operación Mansalva está dirigida por los Juzgados de Instrucción número 1 y 3 de Quart de Poblet y ha contado con la coordinación de las fiscalías Antidroga de Valencia y Pontevedra, así como con la colaboración del ECO de Alicante, las Unidades Orgánicas de Policía Judicial y la Comandancia de la Gurdia Civil de Pontevedra y Cádiz, la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) y el Servicio Cinológico.