Deslumbran al planeta, ciegan a los vecinos del centro