Desarticulado un grupo de aluniceros que cometía robos por toda España

ATLAS ESPAÑA

El pasado día 14 de noviembre se llevó a cabo la explotación de la operación "Cerbero Wheel", una investigación dirigida por el Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona. El Grupo de Delincuencia Organizada de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Madrid, en equipo conjunto con la Unitat Central de Multireincidents (ACIPA - DIC) de Mossos d'Esquadra han llevado a cabo la investigación de un grupo criminal, los miembros del cual tienen su residencia habitual en diferentes ciudades de la Comunidad Autónoma de Madrid y en localidades de la provincia de ToledoEsta investigación se inició a raíz de cinco robos con fuerza mediante la tipología del alunizaje, producidos a finales del mes de enero del presente año en la ciudad de Barcelona y alrededores. Los miembros del Grupo investigado son multireincidentes y especializados en cometer robos con fuerza.El grupo operaba con una gran movilidad e itinerancia, actuando en distintos puntos del territorio, en empresas o establecimientos mediante la tipología del alunizaje. La alta movilidad no tenía otro fin que dificultar la investigación policial y su identificación por parte de cualquier cuerpo policial. Para llevar a cabo los robos sustraían vehículos de alta gama que utilizaban para perpetrar el alunizaje, para las aproximaciones y las huidas.El modus operandi consistía en sustraer vehículos y salir de la Comunidad de Madrid para realizar robos con fuerza en empresas o establecimientos. Una vez disponían del botín, huían a gran velocidad cruzando diversas provincias hasta la Comunidad de Madrid. Durante el trayecto de huida o al día siguiente, vendían los objetos sustraídos a los receptadores. Cabe remarcar el alto número de hechos perpetrados por el grupo criminal, ya que en una misma noche podían realizar diferentes robos con fuerza en distintas provincias.Los objetivos de los robos eran establecimientos y empresas de objetos de alto valor económico y fácil salida a los mercados ilícitos, como ropa y accesorios de lujo, tecnología, telefonía o tabaco.Los miembros del grupo tienen a sus espaldas un alto número de antecedentes y detenciones, experiencia que les permite, por un lado, ser altamente efectivos en sus golpes y por otro, perfeccionar su forma de actuar con el fin de evitar ser identificados, investigados o detenidos.Durante la explotación del caso se realizaron un total de nueve entradas y registros en las provincias de Madrid y Toledo, deteniendo a seis de los ocho investigados hasta el momento. Tres de los seis detenidos han ingresado ya en prisión provisional.En las entradas se recuperaron aproximadamente 11.000 euros, dos inhibidores de frecuencia, un detector de sistemas GPS, una placa OBD utilizada en diagnóstico de vehículos, varias llaves para poder sustraer vehículos, efectos provenientes de robos, así como ropa utilizada en varios de los robos.Los investigadores de ambos cuerpos policiales han estimado que el perjuicio económico total generado, tanto en establecimientos comerciales como a particulares en relación a las sustracciones de vehículos, rondarían los 850.000 euros. De esta cantidad, 700.000 se enmarcan en pérdidas y robos de material de cinco sustracciones realizados en enero y que fueron el detonante de la presente investigación. El resto, 150.000 euros, se corresponden con bienes y vehículos sustraído en los hechos acreditados durante la presente investigación.Los dos cuerpos policiales actuantes no tienen duda de haber desarticulado uno de los grupos más activos y especializados a nivel nacional en lo que a robos con fuerza se refiere. Se continúa trabajando para poder acreditar más hechos al grupo delictivo desarticulado.