Derriban varios edificios afectados por el impacto del metro

ATLAS ESPAÑA

Hoy siguen las obras que, desde hace años, tanto temían algunos vecinos de la localidad madrileña de San Fernando de Henares. Las máquinas ya han comenzado a derribar sus casas dañadas por una línea del Metro, y ven con dolor cómo sus hogares quedan reducidos a escombros: vecinos como Dolores, que llevaba 40 años viviendo allí; pero también otras más de cincuenta familias que tuvieron que abandonar sus hogares con lo puesto y que, a día de hoy, siguen realojados en apartahoteles. El problema viene desde hace 14 años, desde que se construye la línea 7B de metro de San Fernando de Henares; porque, desde entonces, los ruidos y las grietas han ido cada vez a más. Ahora esperan que los indemnicen o, en el mejor de los casos, que algún día puedan regresar a sus casas.