Cartel anunciando la cumbre en Madrid. / EP

Cumbre de la OTAN

Un evento de 50 millones y en el equivalente a 5,5 campos de fútbol

El grueso de 36 millones ha ido destinado al acondicionamiento de Ifema aunque las dietas de los más de 10.000 agentes también se llevarán un buen bocado

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

Moncloa ya tiene el cálculo aproximado de la factura de la cumbre de la OTAN en Madrid. Los tres días de encuentros internacionales del 28, 29 y 30 de junio costarán al erario público 50 millones de euros, según revelaron este jueves responsables del Moncloa.

El grueso de la factura correrá a cargo de los ministerios de Asuntos Exteriores e Interior con un macrocontrato de cerca de 36 millones de euros para la construcción el acondicionamiento de los espacios de la feria de Madrid (Ifema), soportes audiovisuales, catering, cartelería, instalaciones eléctricas o limpieza.

La otra gran partida serán las dietas a pagar a los 10.000 funcionarios de la Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Municipal que participarán en la «operación Eirene», el dispositivo que blindará a las 80 caravanas (jefes de Estado o Gobiernos y cónyuges) de las 40 delegaciones que se darán cita en Madrid. Moncloa, por el momento, no ha querido desvelar el importe exacto de este despliegue de seguridad sin precedentes en la historia reciente de España, que involucrará de forma indirecta otros 20.000 agentes, según diversas estimaciones.

Presidencia del Gobierno sí que ha facilitado en las últimas horas otros datos sobre la gran envergadura que está tomando el evento. La cumbre se va a desarrollar en un espacio de 54.000 metros cuadrados de Ifema, el equivalente a 5,5 campos de futbol. Aunque el encuentro de la alianza solo ocupará dos de los doce pabellones de la Feria de Madrid, por motivos de seguridad el resto de este recinto de 200.000 metros cuadrados cubiertos quedará completamente vacío entre el 28 y el 30 de junio.

Moncloa espera que en Ifema se muevan simultáneamente unas 5.000 personas en los momentos álgidos de la cumbre. 2.000 serán delegados y el resto funcionarios y personal adjunto.

En la denominada 'sala Nac' será donde se desarrolle el pleno y tendrá una dimensión de 1.700 metros cuadrados. Un enorme espacio -cuyos detalles todavía Moncloa mantiene en secreto aunque avanza que tendrá un «toque español»- que podrá acoger hasta 290 personas (los jefes de las delegaciones y sus colaboradores más cercanos). En Ifema, además, habrá habilitadas 13 salas de prensa con casi 14.000 metros cuadrados para dar cabida a 1.300 periodistas.

Importantes transtornos

En Presidencia del Gobierno no se cansan de advertir que la cumbre va a provocar importantes trastornos en la vida de los madrileños. Por lo pronto, jueves Moncloa confirmó que el Museo del Prado permanecerá cerrado al público el 28 y 29 de junio. En la pinacoteca el miércoles tarde tendrá lugar la denominada 'cena euroatlántica', el evento ideado personalmente por Sánchez para estrechar lazos entre la UE, la alianza y otros socios y en el que el Gobierno está dispuesto a poner toda la carne en el asador. Además, habrá alteraciones en las líneas de autobuses, cierre de algunas estaciones y cortes intermitentes de algunas de las arterias de la capital de España.

Este jueves, Presidencia insistió a las empresas de la ciudad de Madrid que, en la medida de los posible, incentiven el teletrabajo el martes y, sobre todo, el miércoles y el jueves.

Temas

OTAN