La contaminación y el calor originan una impresionante plaga de mosquitos en Castellón

ATLAS ESPAÑA

Abril lluvioso, mayo de mucho calor y un año más en Castellón el gesto de espantar a los mosquitos es el más repetido. Las jornadas de la agricultura son de 8, incluso 10 horas a la intemperie. En el campo, el antimosquitos no es suficiente. En el área de El Bovar, a la climatología se suma la rotura de un colector hace 3 años. El nivel freático es muy alto e impide el cultivo. Y un foco de larvas y mosquitos que hacen que el día a día sea insostenible. Se ha fumigado por tierra y algún vuelo puntual que lo vecinos califican de insuficientes. Ya plantean movilizaciones. Hasta entonces, personas y animales siguen sufriendo las picaduras.-Redacción-