Jesús Alonso. / fiscalía

El Consejo Fiscal elige jefaturas claves en la Audiencia Nacional y Antidroga

Jesús Alonso, cuyo departamento tiene un papel relevante sobre los terceros grados a presos etarras arrepentidos, y José Ramón Noreña se juegan su continuidad

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

Dos plazas relevantes en el organigrama de la Fiscalía, las jefaturas de la Audiencia Nacional y de Antidroga, que actualmente ostentan Jesús Alonso y José Ramón Noreña, respectivamente, entran este miércoles y este jueves en liza en el Consejo Fiscal, cuyos 12 integrantes se reúnen para nominar a 27 candidatos a otros tantos puestos.

El máximo órgano asesor de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, decidirá también los nombres de los fiscales de Sala para ocupar áreas destacadas como Seguridad Vial, Extranjería, Criminalidad Informática o Cooperación Penal Internacional, entre otras.

También hay plazas por cubrir en la Fiscalía del Tribunal Supremo y en Fiscalías Superiores como las de Andalucía, La Rioja, Murcia, País Vasco, Cantabria, Galicia, además de las jefaturas provinciales de Almería, Cádiz, Zaragoza, Salamanca, Girona, Lleida, Tarragona y Álava.

Dada su relevancia en asuntos tan sensibles como la política penitenciaria, uno de los sillones más calientes será el de la Audiencia Nacional. Jesús Alonso opta a un segundo mandato de cinco años, que le han querido disputar sus compañeros José Perals, Vicente González Mota y Víctor Joaquín González Herrero.

Miembro de la Asociación de Fiscales, enmarcada en el sector conservador y, por lo tanto, contraria a Dolores Delgado (miembro de la Unión Progresista de Fiscales), la labor de Alonso al frente del departamento ha sido discreta, evitando en todo momento los focos y el protagonismo mediático, que ha cedido a su número dos, el teniente fiscal Miguel Ángel Carballo, cuya plaza debe renovarse en mayo.

Presos de ETA

La posición de su departamento de oponerse a los terceros grados a algunos presos de ETA por no creerse el perdón a las víctimas le ha granjeado alguna crítica desde EH Bildu, pidiendo incluso que no sea reelegido. Esa arista ha llevado a su compañero Vicente González Mota, veterano en esta Fiscalía y con experiencia en la Unidad de Cooperación Judicial de la Unión Europea (Eurojust), a disputarle la plaza. Al igual que la fiscal general, pertenece a la Unión Progresista de Fiscales y ha ejercido funciones de coordinación de asuntos de terrorismo yihadista, además de intervenir en numerosas causas de ETA.

También se ha postulado José Perals, que llegó a la Audiencia en 2013, tras pasar dos años por Antidroga, y ha llevado causas como las presuntas irregularidades en la contratación del futbolista Neymar por el Barcelona o el juicio por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) en 2016, en la que, a diferencia del tribunal, él siempre vio un acto terrorista.

El tercero en liza, Víctor Joaquín González Herrero, es el que menos tiempo lleva en la Audiencia, algo más de dos años. Antes trabajó en la Unidad de Coordinación de la Lucha Antifraude en Bruselas y estuvo destinado en la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF).

Otra importante plaza en disputa es Antidroga. Su actual fiscal jefe, José Ramón Noreña, aspira a renovar su tercer mandato, si bien, según apuntan fuentes fiscales, precisamente por eso es el que menos posibilidades tiene, ya que existe una norma no escrita de no superar los dos mandatos (diez años).

En este periodo Noreña ha reforzado las delegaciones territoriales y ha dirigido con eficacia su departamento. Sin embargo, protagonizó un encontronazo con el fiscal del Supremo Javier Zaragoza, que también dirigió la Fiscalía Antidroga y la Audiencia Nacional, cuando Delgado decidió nombrarle para reforzar la lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar.

Una de las candidatas a sucederle es la teniente fiscal de Anticorrupción Belén Suárez, encargada, entre otros, de uno de los asuntos más relevantes y mediáticos, el 'caso Pujol'. Aspiran asimismo el fiscal de la Audiencia Carlos Bautista, al que ha correspondido elevar los recursos contra las concesiones del tercer grado a presos etarras; la fiscal de Sala de Internacional Rosa Morán y el fiscal del Supremo Fernando Prieto. También se ha presentado el fiscal anticorrupción Luis Rodríguez Sol, quien sustituyó como juez de enlace en Roma a Manuel García Castellón, instructor del 'caso Villarejo'.