Borrar
El Rey preside en la Zarzuela el Consejo de Seguridad Nacional. efe/casa real
El CNI apunta a Rusia: «España está sufriendo ciberataques de peligrosidad crítica»

El CNI apunta a Rusia: «España está sufriendo ciberataques de peligrosidad crítica»

Alerta del «incremento de acciones» para «debilitar la capacidad política, tecnológica y económica» del país y señala, por primera vez, al Kremlin

Viernes, 4 de marzo 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Ciberataques», «operaciones de ciberespionaje», «campañas de desinformación»… El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) no se anda con rodeos: en esta guerra e incluso antes, España está sufriendo «diariamente» todo tipo de ofensivas por parte de «actores estados» que buscan desde desestabilizar el país hasta dañar su economía. Y esta vez, 'La Casa', siempre reacia a poner nombres en sus informes, sí que señala directamente a Rusia, un paso que hasta ahora había evitado.

España está inmersa en una «lucha soterrada» con el Kremlin -explican fuentes cercanas a los servicios secretos- desde antes de que las tropas rusas invadieran Ucrania hace diez días. Una «guerra híbrida» que ha vivido diferentes fases desde que en 2014 comenzara la ofensiva del Gobierno de Putin contra países occidentales tras la guerra en Crimea y que en las últimas semanas vive su momento álgido coincidiendo con la escalada bélica.

El CNI avisa de la gravedad de la actual situación en uno sus últimos informes elaborado por los especialistas del Centro Criptológico Nacional (CCN), el corazón tecnológico del CNI. Se trata de un dosier fechado este enero, en plena crisis ruso-ucraniana y coincidiendo con un «aumento exponencial» de incidentes, según destacan fuentes de la seguridad nacional. «España sufre diariamente ciberataques de peligrosidad muy alta o crítica contra el sector público y las empresas estratégicas», apunta literalmente el informe del CNI de «cogobernanza en la ciberseguridad» sobre «prevención proactiva» ante estas campañas. Detrás de ellas, y como explican los servicios secretos, están en muchas ocasiones «otros Estados» que «tienen entre sus motivaciones debilitar la capacidad política, tecnológica y económica nacional».

Según los servicios secretos, existe una «lucha soterrada» con Moscú desde antes de la invasión de Ucrania

Los servicios de inteligencia sitúan estas acciones de espionaje y sabotaje 'online' de países hostiles como una de las principales amenazas para el país, hasta el punto de que -avisa el CCN- «el impacto de estos ataques puede derivar tanto en pérdidas millonarias en empresas privadas hasta interferir en el normal funcionamiento de servicios públicos esenciales para la ciudadanía».

El precedente de 2007

En sus últimos dosieres, el CCN señala ya sin disimulo a Rusia. A pie de página, el CNI recuerda que muchos de los ataques de los que está siendo víctima España y sus intereses en las últimas semanas son muy similares a los que en 2017 afectaron a varios países europeos y de Oriente Medio. Ataques que, apuntan los documentos del CCN, fueron obra de dos grupos -conocidos como Cozy Bear y Fancy Bear- «asociados a los servicios secretos» del Kremlin o «patrocinados por parte del Gobierno ruso».

El CNI insiste en que la crisis de Ucrania ha provocado un «incremento de las acciones ligadas a «actores Estado» en el ámbito de las operaciones de influencia, propaganda, desinformación y amenazas híbridas». Con la UE vetando la difusión de los dos medios de comunicación que el Kremlin usa para propagar sus tesis, Russia Today y Sputnik, el CNI alerta de que los «ataques» de gobiernos hostiles están «cada vez más dirigidos a influir o alterar opiniones haciendo un uso intencionado, y generalmente planificado y organizado, de información dirigida a socavar la seguridad y estabilidad de los ecosistemas que conforman la sociedad».

Pero no solo. También esos estados como Rusia se están volcando ahora en «operaciones de ciberespionaje» contra intereses nacionales. Los servicios de inteligencia españoles se atreven, incluso, a trazar un perfil de los colectivos que gobiernos como el de Moscú están utilizando para espiar a esos países que identifica como enemigos, caso de España. El CNI les denomina grupos APT (Amenaza Persistente Avanzada, del inglés Advanced Persistent Threat) y están «integrados por personal muy especializado, con grandes conocimientos técnicos y dotados de significativos recursos económicos y materiales». Estos APT que amenazan a España «suelen llevar a cabo acciones de intrusión en las redes objetivo para permanecer ocultos durante el mayor tiempo posible sin ser detectados, mientras extraen información de interés con fines diversos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios