Cercada por las llamas, se arroja desde un segundo