Bolaños considera "un detalle sin trascendencia" que el rey no se levantara al paso de la espada de Bolívar