Los bares agradecen poder poner la temperatura a 25 grados