Perdona a la asesina de su hermano

    Cargando reproductor ...
03/10/2019

Una doble equivocación ha llevado hasta la cárcel a Amber Guyger, una expolicía de Texas, que hace un año asesinó por error a su vecino, un joven de 26 años.

ETIQUETAS:

Después de un duro día de trabajo, Amber, de 31 años, regresaba a su hogar para descansar. Por error, entró en la casa de su vecino y al encontrárselo viendo la tele y comiendo helado, decidió disparar pensando que era un ladrón.

El polémico caso ha sido calificado por la propia jueza como «difícil» tanto para los familiares de la víctima como para la expolicía, que tendrá que pasar 10 años en prisión.

Amber, según han apuntado los fiscales, podría haberse equivocado de domicilio, al estar distraída pensando en la conversación telefónica erótica que acababa de mantener con otro compañero de profesión, con el que mantenía una relación. Entre la distracción y el cansancio tras haber trabajado 16 horas seguidas, la expolicía habría entrado en la casa de al lado sin percatarse del fallo.

Sin embargo, lo que más ha llamado la atención es la reacción del hermano de la víctima, un joven de 18 años que en el mismo juicio se dirigió a la acusada diciéndole «Personalmente quiero lo mejor para ti. No iba a decir esto delante de mi familia, pero ni siquiera quiero que vayas a la cárcel. Quiero lo mejor para ti porque sé exactamente lo que Botham querría para ti. Dale tu vida a Cristo. Creo que dar tu vida a Cristo es lo que Botham querría para ti». Posteriormente, se fundían en un abrazo y la imagen ya ha dado la vuelta al mundo.