Incidente nocturno en un taxi

    Cargando reproductor ...
25/02/2019

Un taxista se ha visto envuelto en una pelea la pasada noche en Las Palmas de Gran Canaria con uno de sus clientes. El suceso ha causado revuelo entre los viandantes, que grabaron la escena donde se ve cómo intenta sacarlo a la fuerza del vehículo. Uno de los involucrado ha dado su versión en redes sociales.

ETIQUETAS:

Uno de los afectado ha querido dar su versión de los hecho a través de las redes sociales:

«Paramos al taxi con licencia 261, en primer lugar entra en el coche mi ahijado con 3 años de rodillas sobre el sillón a partir de la mitad del mismo para sentarse, tengo que destacar que este niño monta conmigo en el taxi casi a diario nunca hemos tenido un problema y es además un niño muy educado que dice buenas tardes y muchas gracias cuando entra y cuando sale del taxi, seguidamente se monta su madre y cuando proceda entrar yo, el chófer de taxi con muy malos gestos malas palabras nos exige que nos bajemos del taxi yo le digo y le pido explicaciones, a lo cual con muchas nuevamente malas palabras nos manda la m*** y que saquemos a ese ese puto niño de su taxi, cómo me niego y le recuerdo que es un servicio público y no hemos hecho nada para que nos trate así. Se baja del coche abre la puerta trasera y él mismo con su mano saca al niño del coche tirando de él por su brazo, ante lo cual lógicamente no puedo quedarme impasible, rápidamente giro alrededor del coche voy al otro lado recojo al niño y lo devuelvo a la madre al lado derecho del taxi, a todo esto ya el niño estaba llorando histéricamente con mucha lógica dada la situación».

«Me pone la mano en la cara y golpea»

La explicación prosigue explicando el momento en el que llegan a las manos: «Una vez pongo a salvo al niño, vuelvo hacia el taxista y le recrimino su actitud diciendo que voy a llamar la policía, ante lo cual inicia una serie de insultos como ya vemos que domina perfectamente, y cuando me acerco a él me pone la mano en la cara y golpea, posiblemente con el afán de separarme, a lo cuál lógicamente yo respondo...».

«El niño y su madre llorando»

Tras llegar a las manos, y cuando parecía que el suceso estaba llegando a su fin, Max Gómez relata que «mi ahijado de 3 añitos estaba llorando (se puede oír durante todo el vídeo la desesperación de ese niño) y la madre estaba llorando y todo el mundo estaba asombrado de lo que estaba ocurriendo ahí». En ese momento, al paracer, se intentan subir en un segundo taxi que se encontraba detrás, encontrándose con una negativa: «Alega que no puede dejar que nos montemos en su taxi porque debe de ser solidario con su compañero taxista, cuando me dice esto y yo sin creérmelo me siento en su sillón para hablar con él, en este momento vuelve a la carga el taxista de la 261 a intentar golpearme. Lógicamente yo no puedo salir del taxi con él delante de la puerta porque sería carne de cañón por eso me reclino hacia atrás o el sillón y pongo mis piernas por delante».