La lucha contra el coronavirus

Arranca la producción de viseras con impresoras 3D

    Cargando reproductor ...
31/03/2020

El Cabildo de Gran Canaria producirá desde este martes 100 viseras sanitarias diarias para autoprotección de su personal en los centros sociosanitarios, lo que será posible gracias a la colaboración de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, el movimiento internacional CoronavirusMakers.org, el Colegio de Fisioterapeutas y la donación de 15 impresoras 3D por parte de varios organismos y empresas.

Dada la escasez de material de autoprotección habido hasta el momento, la sensibilidad del trabajo que realiza el personal de los centros residenciales, y el riesgo de las personas a las que tratan, la Institución insular trabaja desde hace días para organizar esta producción, y finalmente ha instalado esta innovadora y solidaria fábrica en el Pabellón 6 del Recinto Ferial de Canarias, desde donde serán entregadas al centro logístico de la Consejería de Política Social, que la distribuirá a sus centros residenciales.

Asimismo, la producción aspira a poder aportar viseras a centros de salud y allí “donde sea necesario para incrementar la protección de los profesionales”, explicó el coordinador de Desarrollo Económico de Cabildo, Raúl García Brink.

Las viseras, que protegen la cara completa, se consideran un elemento esencial para evitar posibles contagios y contagiar. Sin embargo, el Cabildo no descarta producir cualquier otro elemento de protección que sea necesario, ya que las impresoras tienen gran capacidad de adaptación.

De momento, la Institución cuenta con 15 impresoras 3D proporcionadas por instituciones y empresas como ITQ Dr. Stetter, la Base Naval y la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Gran Canaria, entre otras, a las que se une la colaboración del Hospital San Roque y que también cuenta con el apoyo de su Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria.

En este proyecto colaboran 9 voluntarios de Gran Canaria del movimiento internacional, quienes, por turnos, controlarán el buen funcionamiento de las máquinas. Además, participan profesionales voluntarios del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias, que ayudarán a ensamblar las piezas producidas para su ajuste a las cabezas con las láminas de acetato para protección de la cara.

Por otro lado, el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) ha entregado esta semana un total de 410 viseras al Cabildo de Gran Canaria para que puedan ser distribuidas entre el personal de los centros de atención sociosanitaria que gestiona la entidad insular.

Esta fue una iniciativa voluntaria y desinteresada del ITC, por lo que el Cabildo de Gran Canaria muestra su especial agradecimiento a esta institución, con la que colabora desde hace años en diferentes ámbitos como la economía azul, las energías renovables o la emergencia climática.

Con la producción de 100 viseras diarias, la Institución insular colaborar en la protección de los profesionales que día tras día se exponen a ser contagiados por no disponer de los recursos de protección suficientes, evitar que sean contagiadas otras personas, sobre todo las del grupo de riesgo, y poner su grano de arena para hacer frente a esta crisis que está generando desbordamiento de los recursos sanitarios y lograr, junto a los esfuerzos de la sociedad, su contención.