https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Las víctimas de accidentes de tráfico piden la actualización urgente de las indemnizaciones

Desde que entrara en vigor el baremo del 2015 las víctimas han perdido valor adquisitivo en sus indemnizaciones ya que se dejaron de actualizar con el IPC aplicándose en su lugar el criterio de revaloración de las pensiones

S. M. Madrid

Las indemnizaciones que perciben las víctimas buscan la total indemnidad del perjudicado, tanto por fallecimiento, como por lesiones, como daños sufridos en accidente de circulación por culpa de un tercero. Cumplidos siete años de la entrada en vigor del baremo que regula su cuantía, y al no haberse actualizado en la práctica se ha producido una disminución en torno al 40% en las indemnizaciones, sobre todo, en víctimas menos graves.

Por eso la Asociación Nacional Abogados de Víctimas de Accidentes y Responsabilidad Civil ANAVA-RC, junto con las asociaciones ADEVI y ADAVIAC, han remitido cartas a la DGS y al Ministerio de Justicia en la que instan a la actualización inmediata de las indemnizaciones para el presente 2022 en el 4,13% y no en el 2.5% como pretende plantear el sector asegurador.

Según explican a este diario desde ANAVA-RC, «todo se remonta a la Ley 35/2015 de modificación del baremo de indemnizaciones a las víctimas de accidentes de tráfico que entró en vigor el 01.01.2016 y tuvo los mismos aumentos que las pensiones en los años 2017 y 2018, es decir, el 0,25%. Sin embargo, ya en el año 2019, las pensiones subieron 1,70% y las indemnizaciones solo el 1,60%«, asegura Manuel Castellanos, presidente de ANAVA-RC.

En el año 2020 y 2021 las pensiones se incrementaron a principios de año con el 0,90%, al igual que las indemnizaciones, pero el Gobierno ha corregido la desviación de la inflación del año 2021 aumentando las pensiones del 2021 en el 1,60% y para el año 2022 en el 2,50%. Por eso los afectados y víctimas de accidentes de tráfico consideran que «la Dirección General de Seguros debe proteger a los ciudadanos y las víctimas de los accidentes que deben tener los mismos derechos que han sido reconocidos a los pensionistas».

Desde la entrada en vigor de la reforma del baremo en 2015 se estableció que las indemnizaciones económicas de las víctimas no se revalorizaban en base al IPC, como se había hecho en anteriores baremos, sino en base al índice de revalorización de las pensiones previsto en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, que en el momento de la reforma era de un 0,25%, «perjudicando gravemente a las víctimas que ven, año tras año, que sus indemnizaciones van perdiendo valor adquisitivo ya que el IPC siempre es superior a la revalorización de las pensiones«, explica Castellanos.