Borrar
En días de fuerte viento, sería mejor no salir a la carretera arrastrando un remolque o una caravana F. P.
Presta atención al viento en carretera si viajas con baca o caravana

Presta atención al viento en carretera si viajas con baca o caravana

Con rachas fuertes de viento, lo más recomendable es sujetar con firmeza el volante con las dos manos, no despistarse ni un momento y no realizar movimientos bruscos Viajar en caravana: quién puede conducir, qué normas hay que cumplir y dónde puedo estacionar

Canal Motor

Lunes, 14 de agosto 2023, 13:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Al salir de túneles, al adelantar camiones o al pasar frente a grandes edificios puede aparecer el empuje del viento de forma sorpresiva. Son situaciones comunes que pueden provocar percances en carretera.

Si además viajamos con carga en el teco, utilizamos una baca para llevar utensilios, o arrastramos un remolque o una caravana, hay que tener especial precaución porque una ráfaga de viento puede hacer que tengamos un susto.

De hecho la DGT recuerda que la mejor forma de romper la aerodinámica de un coche es co­locando una baca o un baúl por­taobjetos en el techo. En la tradicional baca se suelen cargar objetos sin orden ni concierto afectando muchísimo a la aerodinámica. Y esto no es bueno un día de fuerte viento. No solo porque dicha ba­ca salga volando al no soportar la presión, si no porque ese apéndi­ce con fuerte viento lateral puede convertir la conducción en peli­grosa y muy delicada.

También hay que tener especial atención si llevamos una caravana. Hay que tener especial cuidado al circular cuando soplen ráfagas de viento lateral pues si en general son peligrosas, su efecto se incrementa al llevar un remolque. Adelantar a un camión con viento lateral puede causar un desvío en la trayectoria, ya que el turismo puede estar a cubierto del viento debido al camión, pero el remolque no.

En días de fuerte viento, sería mejor no salir a la carretera arrastrando un remolque o una caravana, ya que la estabilidad del conjunto podría verse seriamente afectada. Pero si no hay más remedio, la primera decisión que habría que tomar es la de reducir la velocidad y vigilar a menudo por los retrovisores los movimientos de ese apéndice que llevamos a rastras. No obstante, si suele moverse con un remolque o caravana tiene que saber que muchas marcas incluyen ya como opción el control de estabilidad de remolque.

En días de fuerte viento, sería mejor no salir a la carretera arrastrando un remolque o una caravana
En días de fuerte viento, sería mejor no salir a la carretera arrastrando un remolque o una caravana F.P.

Incorporar un remolque a nuestro vehículo es una buena opción si necesitamos ampliar el espacio de carga o transportar una caravana o algún otro elemento voluminoso. Estos sistemas, concebidos para ser remolcados por un vehículo a motor, permiten cargar esos bultos de más que no caben en el vehículo. Para utilizar un remolque hay que seguir unos sencillos pasos que permitirán hacerlo de forma segura y legal.

A la hora de comprar un remolque debemos cerciorarnos de que está homologado y de que se nos entrega la tarjeta ITV del remolque tras la adquisición. La instalación de un sistema de acoplamiento es una reforma, es decir, una modificación de los elementos del vehículo. Por lo tanto, al realizarla disponemos de un plazo de 15 días para verificar y legalizar la reforma. Esta legalización, realizada en un centro de Inspección Técnica de Vehículos, constará en la parte trasera de la tarjeta ITV del vehículo tractor modificado.

Conducir con viento

En los días con viento, es necesario sujetar con firmeza el volante, tener especial cuidado al adelantar a un camión a la salida de un túnel y estar atentos a las rachas de viento, bien fijándose en la vegetación o en las banderas o mangas de viento para conocer su dirección.

Con rachas fuertes de viento, lo más recomendable es sujetar con firmeza el volante con las dos manos, no despistarse ni un momento y no realizar movimientos bruscos, ya que el viento puede multiplicar la reacción del coche y desplazarlo contra los vehículos que nos rodean.

Con fuerte viento racheado hay que reducir la velocidad para ser capaz de controlar el coche ante el fuerte envite de una racha. Pero hay más, ya que si el viento lo tenemos a favor, va a ser muy fácil superar la velocidad limitada, por lo que habrá que conducir muy atento.

Adelantar a un camión con viento racheado requiere una técnica sencilla pe­ro muy eficaz. El efecto pantalla se presenta más a me­nudo en estas situaciones y hay que estar preparados. La solución es mantener una suave presión en el volante contra la dirección del viento cuando se termina de superar el camión para evitar ese efecto.

Una buena idea para conducir con algo de ventaja frente a un viento fuerte es la de fijarse en la dirección que lleva el viento. Para ello, habrá que fijarse en la vegetación, banderas o mangas de viento habituales en las zonas más propensas a estos episodios. De esa manera, sabremos de dónde viene y su intensidad, lo que nos permitirá estar preparados.

Más información

Junto con los camiones, son otro de los «obstáculos» que disimulan la verdadera fuerza del viento... hasta que los superamos. En ese momento, cuando desaparece el denominado efecto pantalla, deberemos estar preparados para un fuerte empuje que intentaremos contrarrestar con una suave presión en el volante contra la dirección del viento.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios