https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Los peajes en autovías provocarán más accidentes, según las asociaciones de conductores

La medida empujará a utilizar las vías secundarias que son más peligrosas, y encarecerá el transporte de mercancías

J. BACORELLE Madrid

La propuesta que el Gobierno remitió a Bruselas el pasado mes de mayo, concretamente en el «Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia», ha derivado en la confirmación de implantar un sistema de tarifación en las autovías españolas a partir de 2024.

Se trata de una medida que no ha sido bien acogida por las asociaciones de conductores, que consideran en términos generales que un sistema de pago por uso en las autovías es injusto en términos económicos, e incluso podría derivar en un aumento del número de accidentes.

Desde el Comisariado europeo del Automóvil CEA explican que, en primer lugar, el Gobierno no expone de forma clara la elección de cobro que podría ir desde un céntimo por Kilómetro a una tarifa plana fija y anual, siendo un pago superior para los propietarios de coches que sean más contaminantes o antiguos.

Para Rafael Fernández-Chillón, presidente deCEA «esta medida va a llevar a los conductores a circular por las carreteras secundarias, con el peligro que ello supone ya que numerosos automovilistas, y también de forma significativa los del transporte de mercancías, sector de gran relevancia económica que se encuentra afectado por la crisis, se verán obligados a dejar las autovías si pasan a ser de pago y circularán por carreteras secundarias, mucho más peligrosas por sus características técnicas, con lo que aumentará la siniestralidad vial conllevando importantes costes materiales y, lo que es mucho peor, lesionados y vidas humanas».

Otra de las asociaciones de automovilistas que ha mostrado su malestar con esta medida es el RACE, desde donce aseguran que con el pago por uso de las autovías «se quiere hacer pagar de nuevo por algo que ya se paga. Hay que recordar que, entre impuestos directos, indirectos y tasas, los conductores contribuyen con 30.000 millones de euros a las arcas del Estado». En el caso de instaurarse el pago por autovías, este agravio se convertiría en mucho peor, además de sumarse a los precios de la luz, carburantes, gasolina… subidas e impuestos que, todos juntos, suponen un ataque insostenible al sector de la automoción y a la libre movilidad de las personas.

Añaden desde el RACE que «aquellos españoles que no usen las autovías también acabarían pagando de manera indirecta si esta medida se llevase a cabo. «Cuando un transportista vea incrementados los costes por llevar su carga, acabará repercutiéndolos en el precio final del producto», por lo que la medida no es sólo contra el bolsillo de los conductores, sino el de toda la sociedad», afirma el Club de

Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha mostrado igualmente su rechazo a la intención del Gobierno. El presidente de esta organización, Mario Arnaldo, ha recordado que esta organización ya se opuso al cobro de peajes en autovías en 2010, cuando Portugal adoptó una medida similar. «En Portugal tuvo unos efectos económicos muy negativos. Nada más poner en marcha este peaje dejaron de utilizar las autovías afectadas por esta medida entre un 30 y 50 por ciento y además tuvo un impacto económico negativo para la zona«.

El presidente de AEA ha explicado que «la infraestructura en España la pagan todos los ciudadanos», en concreto «con 25.000 millones de euros de impuestos» que van destinados a pagar «1.800 millones de euros en el mantenimiento».

«Los automovilistas ya estamos financiado las infraestructuras de las carreteras y sería injusto que se cobrara, solo beneficiaría a las empresas privadas y concesionarias, quizás sea el motivo. Además, sería recuperar un derecho medieval, el derecho de pontazgo«