Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 20 de abril
Hay que conocer las normas de tráfico de cada país F. P.
¿Hay que pagar las multas de tráfico que nos pongan en el extranjero?

¿Hay que pagar las multas de tráfico que nos pongan en el extranjero?

Todos los países de la Unión Europea intercambien sus datos para, a través de la matrícula, localizar al conductor o propietario del vehículo con el que se ha cometido la infracción Normas y señales de tráfico que te puedes encontrar por las carreteras europeas

Canal Motor

Domingo, 13 de agosto 2023, 12:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Aunque España es uno de los destinos favoritos para pasar las vacaciones, cada vez son más quienes eligen una ruta en coche por Europa como destino veraniego.

Por ello es fundamental conocer las normas de tráfico en cada uno de los países, arriesgan a recibir sanciones como multas cuantiosas, puntos de penalización e incluso prohibiciones de circulación por infringir la ley.

Las carreteras de toda Europa pueden ser complicadas de recorrer y tienen un gran volumen de radares, por lo que es crucial ceñirse al límite de velocidad y acercarse a los aspectos desconocidos con precaución.

Las multas impuestas en el extranjero no pueden ignorarse, pese a la creencia errónea que comparte gran parte de la población. Ignorar una multa impuesta en otro país significa que, poco después de la vuelta a casa, esta aparecerá en el buzón y probablemente llegue con recargo.

Una normativa impulsada por la Unión Europea permite que todos los países de la Unión intercambien sus datos para, a través de la matrícula, localizar al conductor o propietario del vehículo con el que se ha cometido la infracción y comunicarle por escrito la sanción. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), casi dos millones de españoles viajaron durante el mes de abril a otros países, con lo que el número de sanciones puede ser considerable tras las vacaciones estivales.

Las infracciones más comunes están relacionadas con el exceso de velocidad, utilizar un carril prohibido, saltarse un semáforo en rojo o no ponerse el cinturón de seguridad. «También son muy comunes las sanciones por aparcar en lugares no habilitadas o por no abonar la tarifa correspondiente en las zonas de estacionamiento regulado», añade Jaime Requeijo, director general de EasyPark España. La mayoría de esas sanciones están provocadas por «el desconocimiento de las normas de circulación de cada país», explica Requeijo, «por lo que utilizar aplicaciones con cobertura internacional ayuda a los conductores a evitar sorpresas desagradables durante sus vacaciones».

La Comisión Europea ofrece a los conductores de los países miembros una app gratuita que recoge las principales normas de seguridad vial.

Normas a tener en cuenta

En la mayoría de los países europeos, los conductores deben permanecer en el lado derecho de la carretera. camino. Las excepciones a esta regla son el Reino Unido, Malta, Chipre e Irlanda.

También es importante recordar que para la mayoría de los países de Europa, la edad mínima legal para conducir es de 18 años. Los países con reglas diferentes son el Reino Unido, Alemania e Italia, donde la edad mínima para conducir es de 17 años.

Los fumadores deben ser conscientes de los países europeos que hacen cumplir las leyes contra fumar en el coche con los pasajeros, incluidos los menores. Los países incluyen Chipre, Grecia, Polonia, Italia, Francia, Irlanda, Bélgica, Dinamarca y Austria.

De igual manera, hay ciertos países que restringen el uso de la bocina. En Finlandia, los conductores solo tocan la bocina si están en peligro inmediato. En Chipre, los conductores deben restringir el uso de la bocina cerca de hospitales y áreas residenciales. En Viena, generalmente también está prohibido tocar la bocina en los hospitales.

Más información

Asimismo, asegúrese de tener su tarjeta bancaria a mano y también cobrar en la moneda correcta, ya que algunas cabinas de peaje solo aceptan monedas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios