https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Un agente rellena una multa / AC

Las multas que te pueden poner por conducir con abrigo este puente

Tráfico redobla la vigilancia de las carreteras y conducir con elementos que obstruyan los movimientos puede ser sancionado

CANAL MOTOR

Ha llegado el 'superpuente' de diciembre, en el que tomando tres días libres se pueden tener 9 días de vacaciones. Es el más largo del año y, en él, la Dirección General de Tráfico estima que se llevarán a cabo 13,5 millones de desplazamientos por España.

Como siempre que ocurre un evento así, ya sea en Semana Santa o las vacaciones, la vigilancia en las carreteras está redoblada —coincide, además, con la primera semana de diciembre, en la que ya se están celebrando cenas y comidas de Navidad— y la probabilidad de ser multado es mayor.

Por ello, es frecuente que ocurran dudas sobre si nos pueden multar por llevar ropa inadecuada a la hora de conducir. Lo cierto es que el cuerpo jurídico no prohíbe expresamente llevar un tipo de ropa determinado, pero esto significa que está en la interpretación del agente.

Oficialmente, el Reglamento General de Circulación establece que los conductores «están obligados a mantener su propia libertad de movimientos» (artículo 18.1 del RD 1428/2003), y de «mantener en todo momento las condiciones de controlar sus vehículos» (art. 17.1). Así que, de entrada, existen ciertas situaciones que pueden acarrear problemas.

En verano, esto puede ser tan sencillo como llevar chanclas —por su forma, se pueden quedar sujetas debajo de los pedales y evitar el control necesario— o bañador, que puede provocar lesiones con el cinturón de seguridad.

En invierno, como es el caso del puente de diciembre, el problema puede ser precisamente la limitación de movimientos, con tres grandes sospechosos: los abrigos voluminosos, las botas gruesas y los guantes.

Es cierto que por las mañanas heladas lo último que quiere hacer alguien es quitarse el abrigo y los guantes en un coche que se sentirá como un congelador hasta que se caliente el motor y pueda expulsar aire templado por el sistema de climatización, pero conviene esperar a que ocurra antes que arriesgarse a una multa, que puede ascender a los 80 euros, al considerarse una infracción leve.

Los abrigos pueden afectar la geometría de nuestros cuerpos y la forma en la que interactúan en caso de un accidente. Esto también es cierto en el caso de los niños pequeños que encajan de forma diferente en sus sillitas. Ellos también deberán ir sin abrigos mientras usen sus sistemas de retención.