https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Qué seguro de coche es mejor para ahorrar sin perder coberturas

Analizamos cuándo conviene un todo riesgo, a terceros, con o sin franquicia, o un seguro de pago por uso

A. NOGUEROL Madrid

El seguro del coche supone una parte importante de los gastos fijos anuales relacionados con su utilización. Se calcula que el precio medio de los seguros a todo riesgo sin franquicia se sitúa en 1.037 euros anuales, mientras que el de los seguros con franquicia disminuye hasta 454 euros por año. Con estas cantidades, conviene realizar unos cuantos cálculos para estudiar qué tipo de seguro nos resulta más beneficioso, teniendo en cuenta el precio de tasación del coche, el importe del seguro, y las prestaciones que se reciben a cambio. Y más teniendo en cuenta que aparte de las modalidades de "a todo riesgo" o "a terceros" existen en la actualidad otro tipo de posibilidades más adaptadas a cada tipo de conductor y a sus particulares condiciones de uso del coche.

En general, los seguros de coche a todo riesgo sin franquicia resultan un 128,4% más caros que su alternativa con franquicia, más del doble. Además, según cálculos de Acierto.com para una franquicia media estimada de 186 euros sería necesario dar 3 partes con culpa al año para que una póliza a todo riesgo sin franquicia resulte rentable frente a la modalidad de franquicia.

Las diferencias de precio pueden ser aún mayores según la compañía aseguradora y, en algunos casos, el importe de los seguros a todo riesgo sin franquicia llega a ser hasta 4,8 veces superior al importe de la franquicia, lo que haría necesario dar 5 partes para amortizar su coste.

Por otro lado, la diferencia mínima entre ambas modalidades de póliza nunca es inferior a 1,2 veces el coste medio de la franquicia, de manera que en el caso del 100% de las aseguradoras analizadas siempre resulta más rentable contratar una póliza a todo riesgo con franquicia aunque se dé un parte de daños propios con culpa al año.

A pesar de que la Ley solo obliga a la suscripción de un seguro de Responsabilidad Civil, la mayoría suele decantarse por coberturas más completas, como Todo Riesgo o el seguro de Terceros Ampliado.

A todo riesgo o a terceros

Como recuerdan desde Rastreator.com, la principal diferencia entre estos seguros y los seguros a Terceros en sus diferentes modalidades (Terceros y Terceros Ampliados) reside en la cobertura de daños propios. Los principales motivos para optar por una cobertura a Todo Riesgo así son:

- Valor de nuevo: en caso de pérdida total del vehículo a causa de un siniestro, muchas aseguradoras incluyen durante los 2 primeros años desde la matriculación del vehículo la indemnización por el 100% del valor de nuevo del automóvil.

- Pequeños golpes: los costes de reparación de pequeños golpes o arañazos pueden llegar a ser muy elevados. Durante los primeros años de un vehículo, los consumidores se preocupan más porque su coche esté perfecto.

- Aparcamiento en la calle: los vehículos que aparcan en la calle tienen muchas más probabilidades de que un tercero les cause daños al estacionar o de sufrir robos frente a los vehículos que se aparcan en garaje.

- Uso habitual: conducir un coche todos los días eleva las posibilidades de sufrir un accidente en el mismo.

Así, durante los 2 ó 3 primeros años de un vehículo desde la matriculación es aconsejable contratar una póliza de seguros a Todo Riesgo.

En la modalidad de seguro con franquicia el conductor se hace cargo de una parte de los costes de cada siniestro con daños a su vehículo, en caso de haber sido culpable del accidente. Según aseguradoras, el importe de la franquicia oscila entre 90 y 1.200 euros.

En términos generales, la principal motivación para contratar un seguro a todo riesgo es haber dado algún parte con culpa en los últimos 5 años, un 33% de las comparativas. El porcentaje desciende al 26% en las comparativas de pólizas con franquicia.

En cuanto a los seguros a terceros, estas pólizas no incluyen daños propios, de manera que los causados a un vehículo con este tipo de pólizas solo se cubrirán en caso de haber sido causados por un tercero responsable e identificado. Los principales motivos para elegir una cobertura a Terceros Básico y/o Terceros Ampliado son:

- Valor venal: es el valor de venta del vehículo en el momento de ocurrir el accidente. En caso de siniestro total, la indemnización se calculará conforme al valor venal del vehículo, que se reduce sustancialmente a partir del tercer año de antigüedad del mismo.

- Aparcamiento en garaje: los vehículos que aparcan en garajes tienen menores posibilidades de sufrir daños por un tercero o robos.

- Uso: Un uso esporádico del vehículo reduce sustancialmente las posibilidades de sufrir accidentes con el mismo.

Seguros telemétricos

Pero además de estas variantes más clásicas a la hora de contratar un seguro, existen otras posibilidades como los llamados "seguros telemétricos", con los que , según el tipo de conducción que se practique, se puede llegar a ahorrar hasta 100 euros al año. A esta conclusión ha llegado Hello Auto tras analizar el ahorro que han generado sus clientes al ejercer una conducción eficiente y responsable.

Este ahorro se consigue gracias a algunas ventajas que ofrece la buena conducción como respetar las normas de circulación, conducir de manera eficiente con los recursos que ofrece el vehículo, o planificar el viaje.

Esto se puede calcular gracias a los seguros telemétricos que ofrece la compañía aseguradora española Hello Auto, ya que a través de una 'caja negra o blackbox' (Hello Auto Connect), conectada a la OBD del vehículo se puede medir la conducción del asegurado, pudiendo acceder a ella de forma personal a través de una App.

Así, los clientes que cuentan con este seguro han podido medir su conducción para mejorarla y hacerla más eficiente. Gracias a ello, a través de la aplicación pueden repasar las rutas realizadas, saber el estado del vehículo antes de cogerlo y acceder a diferentes servicios que ofrece la aseguradora española como hacer un parte de voz mediante notas voz.

Con toda esta información la aseguradora consigue que sus clientes mejoren su conducción utilizando buenas prácticas al volante, reduciendo los siniestros y el número de víctimas mortales en carretera.