https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

¿Sabías que conducir con el abrigo puesto supone 200 euros de multa?

Poner a punto la calefacción del coche y sus sistemas es vital para evitar sanciones y problemas mayores en el motor y tener que afrontar una factura que puede llegar a los 1.000 euros e incluso la sustitución del motor

S. M. Madrid

Con la llegada de las temperaturas invernales a buena parte del país y fenómenos como la borrasca Arwen, la mayoría de los conductores utilizan la calefacción del coche. Pero para que este sistema funcione correctamente y no te deje tirado cuando más lo necesitas, es vital revisarlo, y más concretamente, los filtros de habitáculo en una operación que puede oscilar de 15 a 20 euros solamente, también el líquido refrigerante del motor (revisar nivel y estado, y en caso de tener que sustituirlo apenas tiene un coste de 40 ó 50 euros), según Euromaster. De hecho, poner a punto este último es vital para evitar problemas mayores en el motor y tener que afrontar una factura que puede llegar a los 1.000 euros e incluso la sustitución del motor.

Pero no es lo único que nos puede salir caro de no revisar la calefacción. Son muchos los conductores que para combatir el frío se ponen más ropa encima en el caso de la conducción no es posible. Y es que el Reglamento General de Tráfico obliga al conductor a garantizar la libertad de movimientos, lo que equivale en la práctica a no poder ponerse al volante con el abrigo puesto. De hacerlo, se arriesga a una sanción grave, que acarrea una multa de 200 euros, aunque no implica pérdida de puntos.

Asimismo, se recuerda que el frío y las bajas temperaturas, así como en verano sucede con el calor, no solo tiene una implicación mecánica y económica, sino que conlleva un mayor riesgo al volante, por lo que es fundamental controlar la temperatura dentro del habitáculo para que se mantenga estable entre los 20 y 22 grados.