https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

El Retrofit, o cómo modificar los vehículos para hacerlos sostenibles a un menor precio

Se calcula que por el precio de compra de un camión urbano nuevo, este puede ser remotorizado hasta cinco veces

S. M. Madrid

Poner el foco en alternativas que aceleren la transformación sostenible del transporte pesado (autobuses, camiones…) en las ciudades es esencial y, sobre todo, de cara a la línea de ayudas destinada a la renovación de flotas de vehículos industriales, de próxima aprobación, dotada con 400 millones de euros.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado martes transferir este mismo año 947,5 millones de euros del 'Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia' (PRTR) a las Comunidades Autónomas (CC.AA), Ceuta y Melilla. Se trata de una parte de los 1.520 millones de los Fondos Europeos destinados a promover la movilidad sostenible en España. El objetivo de estas líneas de subvenciones es impulsar la implantación de Zona de Bajas Emisiones en entornos urbanos, descarbonizar la movilidad y digitalizar el transporte. Todo ello, teniendo en mente que estos tres ámbitos se encuentran en la lista de tareas de las corporaciones locales y las CC.AA en la actualidad.

Una forma de conseguir la transición hacia vehículos más eficientes y menos contaminantes es lo que s e conoce como 'retrofit', que consiste en realizar modificaciones en los vehículos, ya matriculados, para que estos sean más sostenibles a un coste menor.

Un servicio que ofrecen los fabricante de motores ecológicos, mediante la sustitución de los motores diésel más contaminantes por los motores BeGas AVG alimentados al 100% por autogás o biopropano.

Con este intercambio se promueve el aprovechamiento de las flotas destinadas al transporte urbano de pasajeros y mercancías con la instalación de un motor al que se le otorga el distintivo ambiental Eco-DGT. Una operación que supone un coste inferior a la renovación completa del vehículo. De este modo, por el precio de compra de un camión urbano nuevo, este puede ser remotorizado hasta cinco veces. Así, se evita la generación de más de 80.000 kg de residuos en una pequeña flota de cinco autobuses.

Siguiendo el propósito de la compañía de acelerar la descarbonización del transporte y aportar nuevas soluciones al sector del vehículo pesado, BeGas introduce los principios de la economía circular en su modelo de negocio. Sus motores pueden ser propulsados con biopropano, un combustible renovable, químicamente idéntico al autogás, que reduce hasta un 80% las emisiones de CO2 a la atmósfera. Su procedencia completamente orgánica, compuesta por residuos y aceites vegetales, hace que el círculo se cierre de la manera más ecológica posible.

Por otro lado, el autogás consigue reducir hasta un 90% las emisiones contaminantes, como los NOx o las partículas en suspensión. Además de reducir a la mitad la emisión de ruidos en relación con los vehículos pesados urbanos convencionales.