https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Los monovolúmenes todavía resisten ante la moda de los SUV

Por su practicidad, modularidad y consumo, los coches familiares se resisten a desaparecer, e incluso llegan interesantes novedades

PATXI FERNÁNDEZ

Fue en el año 2016 cuando los coches tipo monovolumen gozaron de su máxima popularidad, llegando al 26% de la cuota , con 394.021 unidades dentro de un total de 1.499.000 turismos vendidos. Su capacidad para albergar a adultos y niños en cinco o hasta siete plazas individuales, un maletero de fácil acceso y con volumen suficiente para las pertenencias de todos los pasajeros, las frugales mecánicas diésel de bajo consumo y correctas prestaciones los convirtieron en un objeto de deseo.

Pero las modas son pasajeras, y el estilo campero de los SUV triunfó hasta llegar a nuestros días. Así en 2019 las ventas se redujeron a 94.874 en un mercado de 1.302.963, es decir, el 7,28%. Desde entonces se ha mantenido a un público fiel, ya que en lo que va de año, y pese a las circunstancias especiales debido a la pandemia y la guerra de Ucrania, se han vendido 3.795 unidades de un total de ventas de turismos que ronda la cifra de los 308.000. Incluso en los últimos meses hemos podido ver cómo algunas marcas volvían a apostar por este tipo de formato.

El principal motivo es que muchos de quienes en su día hicieron el camino hacia los llamados crossover, vuelven ahora a los monovolumen convencidos de su potencial para trasladar a toda la familia, dejando de un lado las consideraciones estéticas. Es cierto que ahora mismo cuesta cierto trabajo encontrar oferta diésel, que poco a poco se ha derivado hacia la hibridación de gasolina, pero los principales fabricantes mantienen en su catálogo producto suficiente para dar respuesta a los clientes que quieren comprar coche más con la cabeza que con el corazón.

Aunque puede que esta afirmación no se cumpla al 100%, porque entre las últimas novedades destacan el eléctrico Volkswagen ID.Buzz, un tributo al icónico Bulli, en el que el factor diseño juega un papel muy importante. Tampoco falta diseño en el Hyundai Staria, aunque en este caso el vehículo coreano recurre a una motorización diésel. No se descarta la llegada de versiones híbridas o híbridas enchufables.

Desde China nos llega la tercera gran novedad en el segmento, el Maxus Euniq 5, con siete plazas y en formato 100% eléctrico, con 365 km de autonomía, con lo que se convierte en una buena herramienta urbana para familias numerosas. Otra de las novedades es el BMW Serie 2 Active Tourer, también renovado este año. Aunque por tamaño se puede encajar en el segmento de los compactos convencionales, su arquitectura y capacidades lo convierten en uno de los vehículos de tamaño medio y para cinco pasajeros con mayor capacidad interior, pero sin abandonar su aspecto juvenil e incluso deportivo. Se trata de un segmento en el que permanecen modelos veteranos, algunos con más de 7 años de vida para su generación actual, pero que han sabido actualizarse tecnológica y mecánicamente. Es el ejemplo del Seat Alhambra, en el mercado desde el año 2015.

Otro de los modelos veteranos, que destacaba por una buena relación calidad/precio y excelentes consumos, era el Citroën C4 Spacetourer, que ha dejado de fabricarse en la planta de Vigo. El grupo Stellantis además ha decidido dejar únicamente en versión eléctricas sus derivados de comerciales, como el Berlingo, Spacetourer, Peugeot Rifter y Traveller, y Opel Combo y Zafira. En este tipo de variantes, sin embargo, hay que dar la bienvenida al Ford Tourneo Conect, que en su generación de 2022 comparte elementos con el Volkswagen Caddy. Con versiones de gasolina y diésel. Pese a su origen comercial, se trata de unos vehículos muy bien adaptados para viajes en familia.

Hyundai Staria: El nuevo monovolumen de estética futurista, con hasta 9 plazas, se mantiene fiel a la combustión, ya que llega a España con una versión diésel de 177 CV, cambio automático de ocho relaciones y tres niveles de acabado: Style, Maxx y Tecno. La tracción puede ser delantera o total y dispone de tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport. La imagen exterior evoca la forma aerodinámica de una nave espacial. Puede tener siete o nueve plazas. El aprovechamiento del espacio interior del Staria es posible gracias a una distancia entre ejes de 3,273 metros, con una longitud total del vehículo de 5,253 metros y una anchura de casi dos metros. Su altura elevada permite que los pasajeros entren y salgan cómodamente. Todos los asientos cuentan con cinturones de seguridad de tres puntos.

Volkswagen ID. Buzz: Setenta años después del lanzamiento de la T1, Volkswagen quiere volver a calar en el imaginario colectivo con la nueva ID. Buzz, un vehículo comercial cien por cien eléctrico que bebe del espíritu del modelo original, un icono de la era hippie. Está disponible en dos versiones, ID. Buzz de pasajeros, y Buzz Cargo para el transporte de mercancías. Solo se comercializará en España, al menos por ahora, con una batería de 77 kWh netos, que permitirá recorrer algo más de 400 kilómetros con una sola carga en ambas versiones. Según Volkswagen, se podrá recargar del 5 al 80% en solo 30 minutos, en puntos de recarga compatibles con velocidades de 170 kW. Habrá una versión para hasta siete pasajeros, mientras que la variante con 5 plazas mantendrá un espacio de carga de 1.121 litros.

Citroën e-SpaceTourer: La versión de pasajeros únicamente está disponible en variante eléctrica. aunque mantiene el diésel de 136-150 CV para la variante profesional.

BMW Serie 2 Active Tourer: Funcionalidad, carácter deportivo y amplio equipamiento de serie definen al coche. Tiene tracción delantera y potencias de 136 a 170 CV.

Ford S-Max: Con 4,80 metros de longitud y siete plazas, está disponibole en cuatro acabados, con un único motor híbrido convencional de 190 CV.

Maxus Euniq 5: Un polivalente vehículo 100% eléctrico, de 4,87 metros y siete plazas, que presenta un diseño exterior elegante y completo equipamiento.

Mercedes-Benz Clase V: Con dos tamaños (el extra largo llega a los 5,37 metros), puede elegirse con propulsión trasera o tracción total, y transportar hasta ocho personas.

Fiat 500 L: Con carrocerías Urban y Cross (de aspecto más campero) y motor gasolina o diésel de 95 CV. Su gran atractivo es el precio, desde 15.778 euros.

Nissan Townstar: Con motor de gasolina de 131 CV. Tiene 5 plazas y un maletero de 775-2.800 l. Desde 30.639 euros.

Renault Grand Scenic: Con 7 plazas distribuidas en tres filas, con motor gasolina de 140-160 CV, desde 24.668 euros.

Seat Alhambra: Dispone de 7 plazas, motor gasolina de 150 CV y maletero de 267 a 2.296 litros. Desde 39.304 euros.

Toyota Proace: Con carrocerías de 4,95 y 5,30 metros y desde 603 litros de maletero, con motor eléctrico o diésel, de 120 - 177 CV. Parte de 31.257 euros.