https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Stalin junto a un ZIS 11 del año 1936

ZIL, las limusinas de la nomenklatura soviética

En un sistema político que proclamaba la igualdad, sus dirigentes se paseaban ante el pueblo en unas espectaculares limusinas. La marca, primero ZIS y luego ZIL, la historia se remonta a la época de los zares y con raíces en una fábrica de camiones

SANTIAGO DE GARNICA CORTEZO

En 1916, el Zar Nicolás II funda una fábrica bautizada como AMO, acrónimo de Avtomobilni Moskovskoe Obshchestvo,o empresa de Vehículos a Motor de Moscú. Se habían comprado piezas a Fiat y así se montaron 432 camiones en 1917, cuando estalla le revolución. AMO es nacionalizada en 1918 (se montan algunos camiones más) pero la empresa se termina por convertir esencialmente en grandes talleres de reparación.

El 30 de abril de 1923, la planta de AMO recibió el nombre del comunista italiano Ferrero. En junio de 1923, el Comité Estatal de Planificación de la URSS aprobó la tarea de producción de la planta para 1923-1927. Sin embargo, solo en marzo de 1924, la planta recibió una asignación específica del gobierno para la fabricación de los primeros camiones soviéticos.

El coche de Stalin

Pero la producción de automóviles en esta factoría será idea de Iósif Vissariónovich Dzhugashvili, más conocido como Iósif Stalin, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética desde 1922. Al contario que Lenin, un enamorado de los Rolls Royce británicos, Stalin deseaba un coche de representación cien por cien soviético. Así, el primer Plan Quinquenal de 1928 (creado para lograr una rápida industrialización), incluye el desarrollo del 101. Este automóvil verá la luz en 1936, el mismo año en que AMO es rebautizada como ZIS, acrónimo de Zavod Imeni Stalina o Fábrica en Honor de Stalin (pero no piensen para nada en un culto a la personalidad, no ...). Mientras que el sitio se destina de forma mayoritaria a la construcción de vehículos de transporte, en una pequeña parte de las instalaciones se dedica a la construcción de esta limusina de representación. El estilo del ZIS 101 de 1936 no es sino una copia de los automóviles de prestigio americanos de la época, léase Buick, Packard o Cadillac. Y no solo por fuera, también su motor, un 8 cilindros en línea, de 5.766 cc de cilindrada. Esta «inspiración» ha dado pie a que en muchos lugares se afirme que, al terminar la Segunda Guerra Mundial, hubo un acuerdo por el cual los soviéticos compraron a los estadounidenses las cadenas de producción del Packard Super Eight para el ZIS 110 de 1945, algo que no es cierto.

ZIL 111 G de 1962

Este ZIS 110 medía nada menos que seis metros, tenía seis plazas y un motor de ocho cilindros en línea y seis litros de cilindrada para mover sus 2,5 toneladas hasta una velocidad máxima de 140 km/h. Hasta el año 1958 se hicieron dos mil unidades, algunas de ellas en carrocerías torpedo, blindadas o incluso ambulancia.

Kruschev; del ZIL al ZIS

Antes, en 1953, Stalin había muerto, y su sucesor, Nikita Kruschev, había puesto en marcha un plan de desestalinización. Así, entre otros muchos cambios, se rebautizó la marca como ZIL: la «S» de Stalin dejó paso a la «L» por Likchatchev, un antiguo director de la fábrica.

Y en 1956, en medio de todos estos cambios, se presenta el 111 que no entra en producción hasta tres años más tarde. Esta limusina ha crecido hasta los 6,14 metros y bajo el capó late el primer motor ruso de ocho cilindros en V, un 6 litros de 220 CV de potencia. Además, incluía una serie de elementos muy modernos para el momento, como la dirección asistida o los elevalunas eléctricos. Y en la evolución 111 A, de 1959, monta aire acondicionado.

Un ZIL 41044 descapotable, utilizado en las paradas militares

Su descendiente, el 114 de 1967, incorpora un bloque motor ya de aleación ligera en lugar de hierro fundido, de 7 litros de cilindrada y 300 CV de potencia, y ya monta frenos de disco. Su carrocería, de 6,28 metros de largo, en cuanto a estilo sigue fiel a las influencias americanas del momento. En 1971 nace el ZIL 117, un sedán de cinco plazas derivado del 114 pero más corto (5,78 metros)

Pero volviendo a las limusinas, el 4104 de 1978, originalmente bautizado como 115, (en realidad una actualización del 114 con el que comparte chasis y muchos componentes mecánicos) seguirá fielmente el estilo americano, ahora más anguloso, muy en la línea de los Lincoln. Se incrementó el cubicaje del motor V8 hasta nada menos que 7,7 litros de cilindrada. Las versiones blindadas (4105), se construían en unas condiciones totales de secreto, y se mantenían en garajes controlados por la KGB.

Del ZIL 4104 de 1978 se derivarán las últimas versiones y evoluciones

De este modelo hubo varias variantes y evoluciones, como el 41043, provisto de un equipo de comunicaciones; el 41044, descapotable de batalla corta destinado a las grandes paradas oficiales (cuando la URSS invade Afganistán en 1979, algunos de ellos serán utilizados por jefes afganos pro soviéticos). El 41045 es un 4104 rediseñado, que se producirá entre 1983 y 1985, y su versión blindada recibe el nombre de 41045.

Luego vendrá la era Putin, con otros coches (se cuenta que no le gustaban mucho los ZIS), pero ya saben, eso es otra historia…que aún no se ha acabado de escribir.