https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Tasa 0,0 al volante / P.F.

El dispositivo que evitará que cojas el coche si has bebido

El sistema de Drivelock integra la terminal con una app móvil que permite llevar el control de alcohol en sangre (BAC) midiendo el control de aire espirado a través del aliento humano

CANAL MOTOR

Una empresa malagueña ha creado el primer alcoholímetro inmovilizador de vehículos inalámbrico con el fin de reducir el número de accidentes de tráfico por consumo excesivo de alcohol. «Una solución para que en 2023 el porcentaje de siniestros en carretera por alcohol se reduzca lo máximo posible», subrayan desde la organización de Drivelock, la denominación de la marca y el dispositivo.

El sistema integral de este dispositivo ofrece una medición precisa del grado de intoxicación alcohólica del individuo en sangre y si supera la tasa legal permitida impide arrancar el coche a dicho conductor. De esta forma, si los 828 fallecidos en carretera en 2021 hubiesen llevado incorporado Drivelock en sus vehículos, se hubiese salvado la vida de esas 420 personas que conducían con una tasa de alcohol superior a la permitida, ya que al someterse al test el vehículo habría quedado bloqueado.

«Desde Drivelock trabajamos arduamente en mejorar nuestro dispositivo para que la conducción en carretera sea lo más segura posible velando por la vida tanto del conductor como de los pasajeros. Drive is living», manifiesta Javier Gálvez.

El sistema de Drivelock integra la terminal con una app móvil que permite llevar el control de alcohol en sangre (BAC) midiendo el control de aire espirado a través del aliento humano. Un producto tecnológico que ofrece una medición fiable y precisa en el diagnóstico de intoxicación alcohólica.

Drivelock funciona con una tecnología de sensor de celda de combustible electroquímico que analiza el aliento. El usuario sopla a través de la boquilla y el dispositivo transmite los datos al teléfono para mostrar el nivel de alcohol en sangre. Un proceso que hay que realizar frente a la cámara del móvil para poder obtener el resultado. De esta forma, no es posible que sople otra persona. Funciona con una batería recargable mediante un cable micro-USB, facilitando su carga en cualquier tipo de dispositivo. Drivelock necesita ser calibrado una vez al año, y en base a ello, la empresa ha creado su propio centro de calibración de alcoholímetros en Málaga, el primero en el país.

El fundador de Drivelock, José González Villodres, explica que este proyecto es fruto de la necesidad profesional y humana de innovar en virtud de la seguridad de las personas, con la finalidad de concienciar al ciudadano de los daños que puede implicar la conducción bajo los efectos del alcohol. Bajo el lema 'Drive is living', esta empresa malagueña incita a que el ciudadano reflexione sobre ello.

Esta empresa patentó hace unos años el alcoholímetro cableado en España y ahora lanza este sistema por radiofrecuencia inalámbrico, fácil de instalar y adaptable a cualquier vehículo. Una de sus principales ventajas es que al pasar la ITV, el usuario no necesita una ficha extra, porque al no manipular la instalación de serie no se necesita homologar una modificación en el motor.