https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

El coste total de un coche de gasolina ya supera al de un eléctrico

Dos motivos están detrás de este cambio: en 2022 concluye la moratoria del incremento del Impuesto de Matriculación y ya se pagará el total de este impuesto, así como los precios de los carburantes que siguen subiendo

S. M.

El coste total de propiedad (TCO) de un coche de gasolina se ha incrementado notablemente en los últimos meses y ya supera al de un modelo equivalente eléctrico. Las causas de este aumento responde a dos factores. Por un lado, en 2022 concluye la moratoria del incremento del Impuesto de Matriculación por la entrada en vigor de la normativa WLTP, y ya se pagará el total de este impuesto. Arval realizó un estudio en 2020 donde vaticinaba un 4% de aumento medio del TCO para un vehículo mediano, diésel o gasolina, que recorra 20.000 kilómetros anuales, por este incremento.

Por otro lado, los precios de los carburantes siguen subiendo. En 2021 lo hicieron un 20% de media: desde los 1,22 euros/litro de media la gasolina 95 en el mes de enero, a los 1,48 euros/litro de media en diciembre del mismo año. El diésel se comportó de manera similar.

Esta subida anual se tradujo en un incremento del TCO medio de unos 35 euros al mes, para recorrer 20.000 kilómetros entre enero y diciembre del mismo año. En 2022 este incremento está siendo más acusado: tan solo en febrero, la gasolina y el diésel se han encarecido como en los doce meses completos de 2021, alcanzando precios medios de 1,85 euros/litro para la gasolina y 1,72 euros/litro el diésel. Para un conductor medio, que hace 20.000 kilómetros anuales con un SUV mediano de gasolina, su coste mensual de combustible se ha visto incrementado en una media de 60 euros.

Los precios de la energía eléctrica también han subido en 2021 y 2022, pero las tarifas especiales para la carga de un eléctrico mantienen el precio del kWh entre 0,10 euros (periodo supervalle) y 0,45 euros/kWh en hora punta, precios similares a los que ofrece la red de recarga pública de diferentes operadores nacionales. De esta forma, el coste medio de un SUV de gasolina que hace 50 kilómetros diarios es de 7 euros/día, mientras que para un vehículo eléctrico, el coste puede suponer entre un poco menos de 1 euro/día (si cargamos el vehículo con una tarifa supervalle) y 3,5 euros/día si se carga en hora punta o en un punto de recarga pública económico.

Pero si se toman en cuenta las subvenciones del Plan Moves III, de hasta 7.000 euros para la compra o renting de un vehículo eléctrico, el TCO del eléctrico baja hasta los 404 euros/mes o 4.848 euros/año (sin entregar un coche para achatarramiento) y a 335 euros/mes o 4.020 euros/año (con achatarramiento). Estas cifras suponen un ahorro del 24% en el primer caso; y del 37% en el segundo.