Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de abril
Coche en invierno P.F.
Los componentes de tu coche que más sufren en invierno

Los componentes de tu coche que más sufren en invierno

Los viajes por carretera en invierno pueden se difíciles debido a las sucesivas nevadas, heladas o fuertes lluvias que afectan al estado de la vía y, aunque nuestro vehículo requiera una revisión periódica, esta se acentúa en la temporada invernal

S. M.

Martes, 31 de enero 2023, 22:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Durante el período invernal es común que los neumáticos, los frenos y la suspensión del coche sufran mayor deterioro, por ello, es sumamente importante realizar un mantenimiento regular del vehículo para garantizar la seguridad vial en carretera. Los primeros de ellos, los neumáticos, deben revisarse de forma periódica, ya que, en invierno, la carretera puede estar afectada por condiciones meteorológicas que aumenten el desgaste de nuestras ruedas. Es importante saber que existen tipos de neumáticos que aportan más seguridad cuando el clima empeora.

En primer lugar, los neumáticos de invierno, por sus características, permiten evitar montar las cadenas en caso de nieve o carreteras heladas. Sumado a esto, la capacidad de tracción, adherencia y frenada es superior a la de los neumáticos convencionales. En segundo lugar, los neumáticos 'all season', que, aunque tienen una mejor capacidad que los neumáticos comunes, no evitarán que haya que disponer de las cadenas de nieve. Según TÜV Rheinland, es importante preservar la presión de los neumáticos atendiendo a las especificaciones de los fabricantes, comprobar regularmente el desgaste de las ruedas y no exceder los límites de velocidad estipulados.

La suspensión de nuestro vehículo cobra especial importancia a la hora de aumentar tanto la seguridad como la comodidad al conducir. Hay una forma sencilla y práctica de comprobar el estado en el que se encuentran los amortiguadores del coche. Consiste en presionar el capó y luego soltar. Si el coche oscila solo una vez, entonces están bien. En cambio, si el coche hace más de un rebote, muestra un posible desgaste y es importante visitar el taller.

El sistema de frenado también es esencial para el correcto funcionamiento de los vehículos, y, por consiguiente, para la seguridad de los mismos. Sin embargo, a diferencia de otros componentes, necesita un mantenimiento más riguroso, por lo que es recomendable comprobar los frenos al menos dos veces año. Y, en caso de detectar algún síntoma, será necesario visitar un taller.

Por ejemplo si el freno está duro. Si pisar el pedal al frenar supone un esfuerzo, es posible que las pastillas de freno estén desgastadas. De igual modo si está blando. Si al pisar el pedal de freno, no sientes la resistencia habitual, puede haber una avería. También si el vehículo chirría al frenar puede deberse a que las pastillas de freno están desgastadas. Por último, si el pedal de freno vibra. Si esto ocurre, quizás ha llegado el momento de cambiar las pastillas o discos de freno, o bien haya alguna avería en el sistema de frenado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios