https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Cómo saber si guardo la separación adecuada con el coche de delante

Además de suponer un grave riesgo, no respetar dicha distancia se considera una falta grave y conlleva una multa de 200 euros

S. M.

Durante los desplazamientos con el coche, y especialmente en verano, cabe adoptar una serie de precauciones elementales e imprescindibles para minimizar el riesgo de sufrir un percance. Además de las habitualmente recordadas, como ponerse el cinturón de seguridad o respetar la señalización de la vía, cabe hacer hincapié en el necesario respeto a la distancia de seguridad. Según la define la Dirección General de Tráfico (DGT) es «aquella distancia entre vehículos que permite detenerse en caso de frenado brusco sin colisionar con el vehículo delantero, teniendo en cuenta para ello, la velocidad de circulación y las condiciones de frenado y adherencia de la carretera».

El conductor debe ajustar su velocidad, independientemente de las establecidas, en función de cómo se desarrolla la circulación y de las características físicas de la carretera, de modo que pueda reaccionar y controlar en todo momento su vehículo ante cualquier incidencia o circunstancia.

El truco es aplicar la regla 1101-1102. Teniendo en cuenta una situación de conducción con asfalto seco y con un vehículo en buen estado, elige un punto de la vía como referencia (un árbol, un poste de luz, una señal…) y cuenta 1101-1102 (son 4 segundos). Llevarás una distancia correcta si al terminar de contar todavía no has alcanzado el punto elegido.

La distancia de Seguridad en carreteras mojadas será el doble que en las de carreteras secas. Asimismo, la DGT aconseja también circular con las luces de cruce encendidas durante el día, para ser visto mejor a una mayor distancia.

Asimismo, la normativa no especifica los metros que hay que dejar de espacio libre para motocicletas, pero sí dice que el conductor deberá tener en cuenta la velocidad y las condiciones de adherencia y frenado. La norma también obliga a mantener dicha distancia entre vehículos con el objetivo de que otro conductor pueda adelantarlo con seguridad. No respetar dicha distancia de seguridad se considera una falta grave y conlleva una multa de 200 euros, además del riesgo de accidente tanto para los ocupantes de dicho vehículo como para el resto de usuarios.