https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Los coches usados a la venta en España superan los 11 años

Un parque envejecido provoca mayor contaminación y eleva los niveles de mortalidad en los accidentes de tráfico

A. NOGUEROL El Barco de Ávila

La antigüedad media del coche usado que se vende en España alcanza los 11,1 años, según datos de Ideauto para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM). Si nos fijamos sólo en las operaciones entre particulares, que suponen el 56% del mercado, la edad media sube hasta los 12,1 años.

Los datos ponen de manifiesto que si bien las ventas con usados de entre tres y cinco años tiran del mercado, con una subida del 3,4% hasta noviembre, en contraste con la caída generalizada del resto de tramos de antigüedad, están todavía lejos de eclipsar el protagonismo del coche de más de quince años, que representa casi el 34% del mercado total.

Para Ganvam, esta realidad evidencia la necesidad de poner en marcha una estrategia estructural de rejuvenecimiento del parque, que contribuya de manera eficaz a retirar de la circulación los modelos más antiguos favoreciendo la entrada en el parque de vehículos más eficientes y menos contaminantes.

Contar con un parque tan envejecido tiene consecuencias poco deseables desde el punto de vista medioambiental y de la seguridad vial: más emisiones y menos sistemas de seguridad.

Como principal consecuencia de esta caída, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera ha aumentado hasta situarse 117 gramos por kilómetro, casi un 2% más que en 2017. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ya ha alertado que los diésel emiten un 15% menos de CO2, y la patronal de concesionarios Faconauto también ha reconocido que los nuevos diésel son esenciales para disminuir las emisiones y cumplir con los ambiciosos objetivos fijados por la Unión Europea.

Un parque de vehículos envejecido incide también directamente en la seguridad vial. Cuanta más edad tiene un vehículo, menores son los sistemas de seguridad que incorpora. En la actualidad, un amplio porcentaje de coches nuevos incluye equipamiento de serie como el anti-bloqueo de frenos (ABS), el corrector de trayectoria y anti-derrapaje (ESC), aviso de pérdida de presión en los neumáticos (TPMS) o luces diurnas (DRL), entre otras.

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), en España están registrados más de seis millones de vehículos con una antigüedad superior a los 20 años y la edad media supera ya los 12 años. El 94,6% de los coches que supera la década de vida suman más de 100.000 kilómetros en sus contadores, y un 73,3% los completa antes de alcanzar esta antigüedad. Solo el 23,6% de las unidades que circulan por las carreteras españolas cuenta con menos de 50.000 kilómetros.