https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Los coches eléctricos supondrán el 50% de las ventas mundiales en 2040

Los vehículos eléctricos y autónomos están preparados para convertirse en una opción cada vez más común, lo que representa un claro desafío para los fabricantes establecidos de la industria automovilística

S. M. Madrid

Los coches eléctricos supondrán el 12% de las ventas mundiales de automóviles en 5 años y la cifra se disparará hasta el 50% en 2040, según un informe de la consultora estratégica Bain & Company, «Electric and Autonomous Vehicles: The Future Is Now». Los vehículos eléctricos y autónomos están preparados para convertirse en una opción cada vez más común, lo que representa un claro desafío para los fabricantes establecidos de la industria automovilística. Al mismo tiempo, la pandemia está socavando el colchón financiero de los fabricantes de coches, lo que dificulta aún más la elección de en qué áreas invertir y escalar.

Un componente clave desde la perspectiva de los costes en el mercado de vehículos eléctricos es la batería, que representa el 30 por ciento de los costes de fabricación. Sin embargo, Bain & Company pronostica que el coste de los paquetes de baterías bajará de los 124 hasta los 100 dólares por kilovatio-hora hacia 2025. Las mejoras tecnológicas y la producción optimizada a escala permitirán este cambio radical.

Por otro lado, durante los próximos ocho años, surgirán dos usos principales para los vehículos autónomos: la conducción autónoma en carreteras para vehículos privados y las flotas de robo-taxi para áreas urbanas. Bain & Company anticipa que los vehículos autónomos comenzarán a ganar impulso hacia 2028 a medida que la legislación se adapte y los consumidores puedan probar estas nuevas tecnologías y evaluar su seguridad. De acuerdo con el estudio, los servicios de transporte con vehículos autónomos podrían ser una solución rentable para la movilidad urbana hacia 2030. Las ciudades innovadoras utilizarán flotas de robo-taxis para complementar sus sistemas de transporte público existentes, utilizando vehículos autónomos para cubrir rutas menos frecuentadas, ayudando así a aliviar el tráfico en áreas congestionadas.

Para que el mercado alcance su punto de inflexión, los vehículos deberán exhibir un nivel de automatización 4 o conducción autónoma sin interacción humana bajo ciertas condiciones. Varios fabricantes tradicionales están ampliando sus sistemas avanzados de asistencia al conductor y planean lanzar funciones de Nivel 4 para 2025.

Los vehículos autónomos llegarán finalmente al mercado como vehículos privados en el segmento de lujo y premium. Ofreciendo un viaje con las manos libres y la valiosa perspectiva de pasar más tiempo trabajando o durmiendo, estos vehículos podrían hacer que un precio alto valga la pena para muchos consumidores. Bain & Company espera que, hacia 2030 en algunas regiones, entre el 4 y el 9 por ciento de los coches nuevos vendidos estén equipados con automatización de Nivel 4, la mayoría de los cuales serán vehículos privados que ofrecen asistencia en carretera.