https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Cinco claves para revisar el coche antes de salir de viaje

Resulta vital hacer una revisión de todos los elementos del vehículo para tener las garantías de que están en buen estado antes de que lleguen las vacaciones de verano

S. M.

La DGT prevé que se produzcan 93 millones de desplazamientos de largo recorrido durante los meses de julio y agosto, un 2,4% más que los movimientos que se produjeron el verano pasado y con un incremento significativo de las salidas de fin de semana y de los desplazamientos de corta duración. Por eso, y antes de ponernos en marcha ante nuestras vacaciones de verano, será fundamental revisar ciertos elementos del coche.

Y es que durante el verano, las altas temperaturas o incluso los largos desplazamientos, puede provocar que se produzcan desgastes en varios de los componentes del coche, por ello, es fundamental revisar el vehículo para certificar que se encuentra en buen estado. Evitar averías, quedarse tirado o que se nos fastidien las vacaciones por no ser previsores será primordial. Además, cuando algo se estropee, puede salirnos más caro que si lo hubiésemos revisado con anterioridad.

Así, según los especialistas de la cadena de talleres Midas, el aceite, los neumáticos o la batería, son algunas de las revisiones fundamentales:

- Aceite y niveles de líquidos: Los expertos de Midas recomiendan cambiar el aceite siguiendo las recomendaciones del fabricante, generalmente entre los 20.000km y los 30.000 km o una vez al año, ya que no hacerlo a tiempo o circular con el nivel por debajo de lo aconsejado puede suponer consecuencias fatales para el motor. En cuanto al líquido refrigerante, cuya labor es evitar el sobrecalentamiento del vehículo, es fundamental tener la cantidad indicada en el depósito de refrigerante, dadas las altas temperaturas que se esperan en verano. Por último, con respecto al líquido del limpiaparabrisas, conviene llevar medio litro en el depósito en el que se almacena para tener las garantías de tener un parabrisas limpio y tener buena visibilidad de la carretera.

- Neumáticos: Son el único punto de contacto con la carretera, por lo que es crucial verificar que se encuentran en un estado correcto, así como controlar la posible aparición de deformaciones y la profundidad del dibujo Es importante tener en cuenta que la banda de rodadura debe tener, como mínimo, una profundidad de 1,6 milímetros. Una forma sencilla de verificar el estado de los neumáticos es colocar una moneda de un euro en el dibujo: si la parte dorada del borde está visible, es un indicador de que ha llegado el momento de cambiarlos. Por otra parte, también hay que tener en cuenta la presión, que varía en función del modelo del coche y del uso (rutinario o para viajes, que el coche va más cargado). El buen estado del neumático garantizará una experiencia de conducción más segura, así como un viaje más eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

- Sistemas de seguridad: Engloba todo lo relativo a garantizar la seguridad del vehículo y sus ocupantes. Los frenos son primordiales por razones obvias, por lo que no debemos descuidar el mantenimiento de las pastillas de freno. Cabe destacar que la duración de los elementos de fricción dependerá de cada conductor y su forma de frenar. Además de los frenos, los neumáticos y los amortiguadores conforman lo que se conoce como el triángulo de seguridad. Estos tres elementos del coche deben estar en un estado óptimo para evitar cualquier imprevisto en carretera. Realizar un mantenimiento periódico de estos sistemas y la sustitución de las piezas deterioradas a tiempo nos puede evitar gastos mayores en un futuro o lo que es más importante, un accidente.

- Baterías: Su principal misión es abastecer de energía al motor de arranque y la tensión de la red de a bordo de todos los componentes electrónicos de seguridad del vehículo. Con las altas temperaturas del verano el estado interno de la batería va reduciendo su vida útil puede verse reducida a la vez que se puede producir algún fallo en las piezas que la componen. Si no sabes si la batería de tu vehículo está en un estado óptimo, en los talleres Midas podrás realizar una revisión totalmente gratuita, donde los especialistas te informarán de su estado a través de un diagnóstico de la batería, sistema de arranque y comprobarán el estado del circuito de carga del alternador.

- Amortiguadores: Dado que los amortiguadores no son accesibles a simple vista, porque se encuentran encapsulados bajo la carrocería, es difícil que un usuario pueda comprobar su estado a simple vista. Si notamos un desgaste de las ruedas anormal, o el vehículo pierde estabilidad y adherencia en ciertas situaciones (cuando nos incorporamos a una glorieta o nos adentramos en zonas de curvas), entonces podemos estar ante unos amortiguadores desgastados y es necesario revisarlos.

Temas

Motor