https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Caravanas: Burbujas vacacionales en la era Covid

Las reservas de este medio de transporte para viajar por España crecieron un 29% en 2020, muestra de que se ha convertido en uno de los preferidos por sus grandes ventajas, como la seguridad a la hora de evitar el contagio

NOELIA SOAGE Madrid

Las caravanas, autocaravanas y furgonetas camper serán una de las opciones de fin de semana y vacacionales estrella este 2021. Al interés creciente que antes de la pandemia de coronavirus ya despertaban, se suma ahora que muchos usuarios las perciban como más seguras a la hora de evitar el contagio. De hecho, las reservas de autocaravanas de españoles para viajar por España creció un 29 por ciento en 2020, muestra de que este medio de transporte se ha convertido en uno de los preferidos por los viajeros nacionales. Y no es para menos: viajar con la casa a cuestas permite, por un lado, moverse libremente a distintos puntos del país -mientras se respetan las restricciones de movilidad de cada región- y por otro, dormir en el mismo vehículo, manteniendo así las necesarias distancias de seguridad y las medidas de higiene.

De este gran porcentaje, según la encuesta anual realizada por Yescapa, plataforma de alquiler de autocaravanas y furgonetas camper en Europa, el usuario en España es notablemente más joven que en otros países de europeos como Francia, Alemania o Reino Unido. Un 54,9 por ciento de los viajeros afirman tener entre 36 y 54 años, sin embargo, un 35 por ciento de los viajeros tiene entre 26 y 35 años. Asimismo, el 46 por ciento de los usuarios españoles afirman viajar en familia, el 34 para compartir una escapada romántica con su pareja y el 13 para disfrutar de un viaje entre amigos.

Quizás el principal motivo por el que viajar en autocaravana es sinónimo de improvisar, aunque también es importante prepararlo mínimamente. Primero hay que asegurarse de disponer de la documentación necesaria: DNI de los viajeros y carné de conducir. La mayoría de las autocaravanas y furgonetas camper se conducen con un carné de conducir de tipo B, es decir, como el que utilizamos para cualquier coche utilitario, ya que si el vehículo no supera las 3,5 toneladas, no se considera un vehículo pesado y no se necesita ningún permiso especial.

Pero no es lo único que se debe realizar antes de emprender el viaje. «Lo más importante es comprobar todos los equipamientos del vehículo y preguntar el funcionamiento de cada uno de ellos para no hacer mal uso y tener problemas durante el viaje. Asimismo, tener constancia de las dimensiones del vehículo para evitar encontrarse en situaciones complicadas como calles estrechas, carreteras o caminos inapropiados», explica a este diario Cristina Ventosa, gerente de Yescapa España y Portugal. «Además, hay que preparar un mínimo el proyecto de viaje antes de emprender el mismo, para saber dónde se va a parar y pernoctar. Por último, ser consciente de que esta forma de viajar ¡es toda una experiencia!», enfatiza.

Y es que entre los mejores atributos de viajar en autocaravana se encuentran, entre otras, la autonomía, flexibilidad y desplazarse sin restricciones ni límites de horarios. «Las ventajas de poder llevar la casa a cuestas, elegir dónde y cuándo queremos parar. Así como poder llegar a lugares a los que no iríamos con otro medio de transporte. O lo que es lo mismo: improvisar el viaje en total libertad», añade Ventosa.

Es más, « las virtudes del turismo itinerante han sido siempre evidentes pero es cierto que en el contexto actual es una solución aún más adecuada al poder improvisar el viaje. Un usuario podrá adaptar su trayecto si, por ejemplo, se anuncian restricciones de acceso o movilidad en la zona a la que se tenía pensado viajar. Asimismo, y de las más importantes, es el hecho de hacerlo de una forma más aislada, minimizando el contacto con los demás y respetando el distanciamiento social. En una autocaravana o furgoneta camper disponemos de todo lo imprescindible para cocinar y dormir. Además, el poder disfrutar de un viaje al aire libre, en contacto con la naturaleza, que tan necesario tras meses de confinamiento y límites de horarios, en los que hemos pasado mucho tiempo en casa… Es sinónimo de libertad», subraya.

Ante todo, cabe tener en cuenta una serie de recomendaciones para que unas vacaciones en este tipo de vehículos no se convierta en un 'infierno', como comprobar el estado del vehículo y el funcionamiento de los equipamientos, seguir las buenas prácticas de uso de la autocaravana, prestar atención en la carretera y a los lugares de pernocta para evitar cualquier tipo de infracción. Concretamente, en España no existe una normativa específica sobre el estacionamiento de caravanas, pero en el artículo 93 del RGC se indica que la regulación de la parada y estacionamiento en vías urbanas, será dispuesta por las ordenanzas municipales de tráfico, pero en el apartado 2 se puntualiza que «En ningún caso podrán las ordenanzas municipales oponerse, alterar, desvirtuar o inducir a confusión con los preceptos de este reglamento».

Aparcar las caravanas en zonas que obstaculicen la vista de cualquier actividad comercial, monumento y paisaje, y dejar la llave del desagüe abierta para verter líquidos y residuos al espacio público o privado será considerado una infracción leve. Sacar mesas, sillas, toldos y emitir ruidos molestos se apreciará de igual forma. Estas faltas se castigarán con multas de hasta 750 euros.

Será sanción grave acampar fuera de los lugares habilitados para ello (tales como playas) y emitir ruidos al exterior procedentes de equipos de sonido. La multa en estos casos conllevará un desembolso al conductor del vehículo de hasta 1.500 euros. Por último, las sanciones muy graves englobarán verter intencionadamente líquidos y residuos en zonas no habilitadas para ello, deteriorar el mobiliario urbano y obstaculizar el tráfico. Las multas por estos hechos serán de hasta 3.000 euros.

¿Compra o alquiler?

«Si el usuario nunca ha viajado de esta forma, lo mejor es comenzar alquilando», detalla Ventosa, al tiempo que puntualiza que «en Yescapa constatamos que muchos usuarios que alquilan y prueban esta forma de viajar, acaban adquiriendo un vehículo. De hecho, tenemos viajeros que han alquilado varias veces y actualmente son propietarios de vehículos que confían en nosotros para alquilarlos a otros viajeros». «Asimismo, hay usuarios que tienen un proyecto de compra pero no se deciden por el tipo o modelo, por lo que alquilan varios para poder comparar y así descubrir el que mejor corresponde a sus necesidades. La compra de este tipo de vehículo es una gran inversión y es aconsejable probar antes de lanzarse», añade.

Finalmente, si el usuario se decanta por el alquiler, dependiendo de la época del año en la que desee viajar y el tipo de vehículo que se alquile -existen diferentes temporadas-, ya que en los meses de verano y fechas de vacaciones escolares «los precios suelen ser más elevados», manifiesta la gerente de Yescapa España y Portugal. «De igual manera, no es el mismo precio si se alquila una autocaravana capuchina de hasta 6 plazas que una furgoneta camper para dos personas. Asimismo hay que tener en cuenta los equipamientos del vehículo porque cada modelo es diferente y hay posibilidades para todos. Es más, en temporada baja, podemos encontrar furgonetas camper por 45 euros al día, en temporada alta puede ascender a 90 euros. Si hablamos de las autocaravanas, encontramos a 70 euros al día en temporada baja y entre 100-130 euros en los meses de más actividad», concluye.