https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Accidente de coche / P.F.

La cifra de muertos en carretera se dispara en las últimas semanas

La DGT pide a los conductores que tengan cuidado ante las malas condiciones meteorológicas y pone como ejemplo la lluvia, que eleva considerablemente el número de accidentes

S. M.

Las muertes en accidente de tráfico siguen creciendo. A pesar de los esfuerzos de Tráfico de reducir los límites de velocidad, aumentar la pérdida de puntos ante las principales distracciones al volante y pedir máxima precaución y civismo al circular, las cifras de fallecidos en carretera se han disparado en las últimas semanas.

Así lo demuestran las últimas cifras registradas. La Dirección General de Tráfico (DGT) detalla que, durante este pasado fin de semana, 19 y 20 de noviembre, se produjeron 9 siniestros mortales en los que han fallecido 13 personas. 2 de ellos eran usuarios vulnerables, es decir, 2 motoristas. 8 siniestros han tenido lugar en vía convencional y 1 en autopista o autovía. Entre los siniestros han habido: 5 salidas de la vía y 3 colisiones.

Si lo comparamos con los siniestros del pasado año, y todavía a 10 días de que termine el mes de noviembre, ya superamos en 2 dichas muertes respecto al 2022.

En esta época del año hay que tener mucha precaución al volante ante mal tiempo. Y es que las malas condiciones meteorológicas, como la lluvia, elevan considerablemente el número de accidentes. Según los datos que maneja Acierto.com, la lluvia es, con un 81%, el fenómeno con mayor presencia en accidentes de tráfico. Le siguen la nieve (9%), la niebla (6%) y el viento (4%).

Conducir con lluvia reduce la adherencia de los neumáticos, disminuye la visibilidad, aumenta las posibilidades de sufrir aquaplaning, modifica el entorno visual, e incrementa la fatiga del conductor -que debe circular prestando más atención-. Hasta el punto de que transitar con lluvia aumenta el riesgo de accidente hasta un 70%. Además de esto, hay que tener en cuenta que algunos sistemas de ayuda a la conducción tienden a fallar con la lluvia. Es el caso de la frenada de emergencia y el sistema de mantenimiento del carril.

En cuanto a las imprudencias, los datos indican que el 49% de los conductores solo lleva el coche al taller si detecta algún problema técnico, y que solo un tercio realiza las revisiones estipuladas por el fabricante. El 21% dice que porque son muy caras, mientras que el 19% asegura actuar de esta manera por ignorancia. Tampoco se revisa el vehículo a la hora de emprender un puente como el que acabamos de pasar. En este caso el porcentaje asciende al 25%. La falta de mantenimiento también se traslada a elementos especialmente importantes estas jornadas, cuando la visibilidad decrece: las escobillas. 7 de cada 10 automovilistas reconocen haber conducido con las escobillas en mal estado. Y el 60% ni siquiera comprueba que el parabrisas permita una correcta visibilidad.

El cambio de los neumáticos es otra asignatura pendiente. Casi el 70% de los conductores no los cambia a tiempo. Los riesgos de no hacerlo se disparan en el caso de los viajes largos y las inclemencias climáticas como la lluvia, la nieve y el viento que azotan estos días de borrasca y reducen la adherencia. A esto hay que añadirle la conducción bajo los efectos de sustancias como el alcohol, la segunda causa de muerte en carreteras y un problema que no deja de crecer. El 45% de los conductores ha conducido alguna vez bajo los efectos del alcohol . Y el 14% afirma que lo hace regularmente.