https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Un 40% de los vehículos de transporte escolar incumple la ley

La alta antigüedad del parque, que tiene 18 años como límite legal, es un factor de riesgo

JUAN ROIG VALOR

Cada día, casi 600.000 niños utilizan el transporte escolar en España. Según datos de la DGT, casi la mitad de ellos, un 40%, estarían circulando en vehículos que fueron denunciados por la Guardia Civil por incumplimiento de la normativa de circulación.

Estas cifras se extrapolan de la última campaña de control por parte de Tráfico, en la cual examinaron 2.563 unidades. De ellas, 998 fueron sancionadas, lo que supone un incremento del 1,5% frente a los datos recogidos en enero de 2021.

De estos infractores, casi un 70% de ellos (710), no contaban con la autorización concreta que los dotaba de la calidad de transporte escolar y de menores de edad. Si bien desde la Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil ( Aesvi) afirman que estos modelos son de los más seguros en las carreteras españolas, también recuerdan que es inaceptable que se lleve a diario niños en vehículos que no están habilitados para ello.

Las sanciones más comunes que impuso la Guardia Civil fueron deficiencias en las puertas de servicio y emergencia; anomalías en el funcionamiento de los cinturones de seguridad; la ausencia de la señal luminosa V-10, fallos en la señalización de emergencia y la falta de una ITV en regla.

Para el secretario general de la asociación, Joan Forrellad, no es admisible que un porcentaje tan alto no cuente con la autorización específica y «obligar a que estos vehículos cuenten con los sistemas de seguridad es la única manera de garantizar la seguridad de los niños».

También es preocupante la antigüedad media del parque escolar español, que se estableció como máximo en 16 años en el Real Decreto 443/2001. En 2021 se modificó esta normativa para que, de forma excepcional y como consecuencia de la crisis sanitaria, se pudiera alargar su vida útil dos años más, en los cursos 2021-22 y 2022-23. De este modo, en Madrid el máximo ahora es de 18 años y en Canarias ha pasado a ser de 20.

Desde octubre de 2007, es obligatorio que los autobuses cuenten con cinturones de seguridad, por lo que como máximo en 2023 estarían todas las flotas equipadas con sistemas de retención —aunque desde Aesvi afirman que los niños de más de tres años y menos de 135 centímetros deben ir con sillitas—. Tras la decisión de 2021, esta fecha se alargó hasta 2025.

Uno de los datos más preocupantes que acusa la organización, a raíz de los datos de la Guardia Civil, es que 19 de los autobuses inspeccionados no contaban con personal especializado encargado del cuidado de los menores y que tres de ellos dieron positivo en consumo de drogas.

Temas

Motor, C-Motor,