https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Una revisión mecánica antes de comprar puede ayudar a detectar fallos / P. F.

Unos 10.000 coches de segunda mano vendidos en 2021 tenían el kilometraje alterado

Uno de cada diez coches de segunda mano vendidos en España procede del mercado de importación

A. NOGUEROL

En 2021, uno de cada siete coches del mercado de segunda mano, es decir, un 14 % del total de las ventas, había sufrido antes accidentes o daños de algún tipo. En lo que llevamos de 2022, las cifras son muy similares.

Según una encuesta realizada por CARFAX a casi mil usuarios españoles, más de dos tercios, un 68 %, declinaría comprar un vehículo de ocasión que hubiera sufrido un siniestro previo, pero prácticamente el tercio restante sí que lo adquiriría si se demostrara que se reparó correctamente.

Además, un 5 % de los coches usados a la venta en España presentaron inconsistencias de kilometraje, lo que podría indicar posibles manipulaciones para ganar en valor. Se trata de una manipulación ilegal que puede ser denunciada ante las autoridades por la mala fe del vendedor.

Otra estadística indica que uno de cada diez coches de segunda mano vendidos en España procede del mercado de importación, un negocio que gana adeptos por la escasez de coches nuevos en nuestras fronteras, pero que también demuestra que un buen historial sobre el estado del vehículo resulta fundamental para atajar posibles prácticas fraudulentas, que buscarían ocultar el mal estado de un vehículo enviándolo a otro país.

La falta de información precisa a la hora de comprar un vehículo de ocasión, sobre todo entre particulares, es uno de los principales problemas de este tipo de negocio. Sin embargo, según los datos recopilados por CARFAX en octubre de 2021 –los datos de lo que llevamos de 2022 muestran una tendencia similar–, el 75 % de los compradores accedieron a un informe sobre el estado del vehículo durante la semana anterior a su compra, mientras que solo un 10 % de los compradores esperó a acudir a dicho historial después de comprarlo, una acción que podría deberse a la necesidad de comprobar si se habría sufrido una estafa, al haber omitido el vendedor información importante sobre su kilometraje, los daños sufridos anteriormente u otros vicios ocultos.

Por ello conviene también, antes de comprar un coche de segunda mano, tener en cuenta una serie de precauciones y revisar los siguientes elementos:

1

Debemos estar pendientes a cualquier rastro de corrosión o fugas, así como a sonidos anómalos durante su puesta en marcha o circulación. Debe comprobarse que arranque correctamente tanto en frío como en caliente y que no emita ningún tipo de humo o perdida de aceite. Importante revisar junta de la culata y depósito de líquidos, también el estado de las correas de distribución.

2

No debería haber ninguna vibración fuerte en los pedales o ruidos extraños. Si los frenos se bloquean parcialmente puede que necesiten nuevas pastillas o que los discos necesiten ser reemplazados. Hay que comprobar también que el freno de mano funciona de manera efectiva, tanto si es de palanca como electrónico.

3

Para testear correctamente la dirección de un automóvil hay que girar del todo el volante y estar atento a cualquier ruido extraño que pueda producirse, así como que el volante realice de forma fluida todo su recorrido. Comprueba que, después de girar, la dirección tiende a ponerse recta por sí misma. Si no, puede haber algún fallo en la junta cardánica o en la cremallera. Cuando circules en línea recta, verifica que el coche no tiende a irse hacia ningún lado, de lo contrario, puede haber algún defecto de alineación.

4

Aquí debemos comprobar varios componentes del sistema. El embrague no debe estar demasiado duro ni demasiado blando, y completar todo su recorrido y sin ruidos. Por su parte, el cambio de marchas debe presentar fluidez al meterlas, tanto en frío como en caliente, sin tirones y sin ningún tipo de ruido anómalo. Otro asunto de vital importancia es revisar la suspensión. Con el vehículo parado, empuja hacia abajo en una esquina del coche. Si los amortiguadores están en buenas condiciones, el coche debería rebotar una vez. Si el coche continúa moviéndose hacia arriba y abajo, hay algo mal. Otro indicador claro de un buen estado es que los neumáticos se desgasten por igual a ambos lados.

5

Revisar la presión de los neumáticos, aplicando la indicada por el fabricante del vehículo y hacerlo siempre cuando los neumáticos estén fríos, ya que más del 50% de los vehículos circula con neumáticos sin la presión adecuada. Comprobar que el dibujo del neumático tenga una profundidad superior a 1,6 mm (límite legal establecido), siendo aconsejable sustituir los neumáticos cuando la profundidad del dibujo se encuentre por debajo de 3 mm. Comprobar que los neumáticos no presenten cortes, deformaciones, daños u otros signos de deterioro.

6

Debemos fijarnos en el color del humo que sale por el tubo de escape, pues según sea es indicador de posibles anomalías: Si es azul se está consumiendo aceite, lo cual suele deberse a un motor excesivamente desgastado. Si es blanco puede ser por falta de carburante en la combustión o que por condensación en el tubo, algo más habitual en invierno. Si sale negro, es que se está consumiendo combustible en exceso. en cuanto al chasis, es uno de los puntos más importantes a realizar en una revisión de un coche de segunda mano. Para ello es necesario abrir el capó y revisar los soportes del parachoques. Estos deberían estar atornillados a cada lado y nunca soldados. Las cabezas de los tornillos del interior del capó, en la parte superior del guardabarros, no deberían tener ninguna marca de arañazos. Por último, comprobar las soldaduras en el interior de los marcos de las puertas.

7

Asegúrate de comprobar todas las luces del vehículo para que todas funcionen con la misma intensidad y no haya ninguna fundida: Luces cortas y largas, intermitentes, faros antiniebla, luces de freno, tercera luz de freno y luz de marcha atrás. Además, asegúrate de que ninguna de las lentes y reflectantes estén dañados. En cuanto a los testigos luminosos, al activar el contacto y arrancar el coche, comprueba que en el panel de instrumentación no queda encendida ninguna señal luminosa o mensaje de alerta o aviso de posible avería. Activar el aire acondicionado para comprobar que funcionan correctamente. No debe hacer ruidos ni generar malos olores. Es importante no descuidar el mantenimiento del climatizador, pues a consecuencia de hacerlo se pueden generar averías más graves y costosas en el vehículo.

8

Comprueba la ausencia de abolladuras y corrosiones, y el buen estado de la pintura. También asegúrate que no tenga antiguas reparaciones de chapa que indiquen posibles golpes importantes en el pasado. Por último, abre y cierra todas las puertas, así como el capó y el maletero. Inspecciona todas las juntas de goma alrededor de las puertas y ventanas para comprobar su estado.

Con el objetivo de evitar engaños, antes de adquirir un coche es importante que el usuario conozca los datos técnicos, la situación administrativa, si el vehículo tiene cargos, la fecha de caducidad de la ITV…Basta con la matrícula o bastidor para conocer el titular de un vehículo y su historial a través de la Dirección General de Tráfico (DGT).