Borrar
Daniel Pérez, CEO de Zunder.
Daniel Pérez (CEO de Zunder): «Las recargas en carretera se han quintuplicado en 2022»

Daniel Pérez (CEO de Zunder): «Las recargas en carretera se han quintuplicado en 2022»

Daniel Pérez (CEO de Zunder): «Las recargas en carretera se han quintuplicado en 2022» ·

Entrevistamos a Daniel Pérez, CEO de Zunder, una compañía española especializada en puntos de recarga de alta potencia para coches eléctricos

Alex Adalid

Martes, 5 de julio 2022, 19:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Daniel Pérez es el CEO de Zunder, una compañía española nacida en 2016 como EasyCharger que está especializada en puntos de recarga de alta potencia para coches eléctricos. Según sus datos, las ventas de eléctricos están superando todas las expectativas pero no se reflejan en las matriculaciones porque faltan unidades. También anticipa que la transición al eléctrico tendrá un crecimiento exponencial en lugar de progresivo en un punto entre los próximos dos y cuatro años, conforme aumente la oferta y bajen los precios; y apuesta por las recargas rápidas también en ciudad, donde vaticina que los coches eléctricos aparcados en las calles repostarán como lo hacen hoy con la gasolina, con una visita de 20 minutos a un cargador rápido cada una o dos semanas. Aprovechando su participación en las charlas Ecomov Network entrevistamos a fondo a uno de los emprendedores que más sabe del mercado eléctrico.

¿Quién es Daniel Pérez?

Tengo 44 años, vivo en Palencia y me dedico a la movilidad eléctrica, concretamente a la recarga de vehículos eléctricos en áreas públicas con mi compañía EasyCharger, ahora Zunder. Me dedico a esto porque me encanta lo que hago, porque queríamos aportar nuestro granito de arena a esta transición al vehículo eléctrico y porque creímos que la mejor forma de hacerlo era ésta: creando puntos de carga rápida de alta potencia y fáciles de usar. En 2022 hemos ampliado capital, cambiado de nombre y empezamos a operar fuera de España.

¿Cómo empieza Easy Charger?

En 2016 empecé a probar coches eléctricos y a viajar con ellos, y vi dos grandes problemas: el primero, la escasez de puntos de carga rápida. Puntos de carga hay en muchos sitios, y están bien para una red de apoyo, pero no tienen carga rápida y no te permitían seguir viajando. El segundo problema era la complejidad para realizar una carga en ese momento. En 2016, si querías utilizar un cargador público de un ayuntamiento tenías que ir unas semanas antes, solicitar una tarjeta de acceso y, días o semanas después, te la enviaban por correo o tenías que ir a recogerla. Si a esto le sumamos que se desconocía el estado de ese punto de carga, el resultado es que la movilidad eléctrica era muy compleja. Con esos dos grandes problemas se nos ocurrió la idea de montar una aplicación para hacer accesible y pública la información sobre los puntos de carga, y cuando tuvimos una versión funcional nos dimos cuenta que no podíamos desarrollar un software sin ir de la mano de los puntos de recarga, ya que la mayoría de entidades o empresas que tenían puntos de carga los tenían por imagen, por ponerse el sello ecológico, su preocupación no era que esto fuese un servicio de fácil acceso para el usuario, así que empezamos a montar puntos de 'recarga fácil' -de ahí el nombre EasyCharger' que se usan con nuestra propia aplicación.

¿Por qué Easy Charger se ha convertido en uno de los operadores con mejor imagen entre los usuarios?

Nosotros nacemos desde la necesidad de los que tienen un coche eléctrico, así que nuestro único objetivo es que el usuario tenga el proceso de carga más simple y fácil posible. El usuario lo percibe así, y eso hace que nos valoren muy bien y sean bastante fieles a nuestros puntos de recarga.

¿Qué es hoy en día Zunder?

Zunder es un operador global de red de carga para vehículos eléctricos y, además, es un proveedor de software para otras empresas. En Zunder desplegamos infraestructura propia, estamos construyendo la mayor red de carga ultra rápida del sur de Europa. Tenemos presencia en España, tenemos adjudicaciones en Francia y el objetivo es, en los próximos años, entrar también en Portugal y en Italia. La diferencia es que el software de uso de la red de recarga también lo hacemos nosotros, y la gente que atiende una llamada de un usuario está mesa con mesa con la gente que desarrolla el software, y mesa con mesa con la gente que planifica y desarrolla las estaciones. Cuando una persona llama y dice: 'es que el cable no va bien, o no llega bien…', el de atención al cliente le dice al de ingeniería: 'oye, me están diciendo que esto no va fino, o que sería más cómodo hacerlo de otra forma'. El ingeniero toma nota y se implementan mejoras en toda la red. Eso hace que tengamos un producto único en el mercado.

¿Por qué habéis cambiado de nombre?

Nosotros montamos la empresa para que el proceso de carga fuera sencillo, de ahí Easy Charger. Por suerte ya lo hemos conseguido, y aunque es un nombre que hace cinco años era importante, ahora las necesidades son otras: más potencia, más rapidez y más velocidad de carga. Ese es el motivo del cambio de nombre. Hemos intentado hacer un nombre que sea más evocativo y, por la expansión internacional, buscábamos que fuera corto, fácil de decir, que en todos los idiomas tenga potencia… la búsqueda ha sido larga, pero no podíamos estar más contentos con el resultado.

¿Cuántos cargadores tenéis en España y cuál es vuestra previsión de futuro?

Actualmente sobre 150 puntos de carga instalados. No te puedo decir con exactitud porque prácticamente cada semana se abren nuevas estaciones. Nuestra previsión es tener más de 4.000 puntos de carga para el año 2025, este año creo que terminaremos con cerca de 60 estaciones construidas con tres o cuatro cargadores por cada estación.

¿Todos esos están en carretera y son de alta potencia?

La mayor parte van a estar en carretera, porque es nuestro foco de negocio, pero también estamos entrando en urbano con un modelo bastante similar. Intentamos traer la carga ultra rápida al entorno urbano porque creemos que este tipo de cargas es lo que hace que el usuario se despreocupe del vehículo, ya que en diez o quince minutos tiene energíaa suficiente para poder circular durante una o dos semanas. En España el 70 por ciento de los coches duerme en la calle y, aunque muchos apuestan por las cargas lentas en ciudad, creemos que, como ocurre con la gasolina, será más operativo ir a recargar a un punto ultra-rápido 20 minutos dos o tres veces al mes. En el casco urbano de Burgos estamos implementando 20 cargadores con 40 puntos de carga ultrarápida.

Los usuarios dicen que hay cargadores que nunca funcionan, ¿es eso cierto?

Hace cuatro o cinco años muchos no funcionaban y la gente tiene la percepción de que las cosas siguen igual. Hoy en día ya no es tan cierto. Otra cosa es que algunos cargadores fallan y las empresas que los operan no se preocupan por arreglarlos con rapidez. Nosotros nos preocupamos muchísimo de que los puntos de carga funcionen. En Zunder estamos invirtiendo más de 300 millones de euros de aquí a 2025 y los cargadores son nuestra única fuente de ingresos, y si los cargadores no funcionan nosotros no ganamos dinero… ningún accionista o inversor te va a permitir gastar esos millones y que después el cargador no funcione, así que nuestros cargadores funcionan y, si no lo hacen, se reparan con rapidez, os lo aseguro.

Empieza a hacerse popular que recargar un coche eléctrico puede ser más caro que un gasolina o un diésel, ¿eso es así?

Es mentira, y aunque muchas veces repetida la gente se la llega a creer, sigue siendo mentira. La realidad es que cargar un vehículo eléctrico es siempre más barato que echar combustible a un vehículo de combustión. Siempre. Da igual las condiciones.

Incluso un utilitario de gasolina de 50 CV gasta más que un eléctrico de 700 CV. Los ahorros usando carga doméstica son altísimos, y en carretera también se ahorra bastante, y más cuantos más kilómetros hagamos.

¿Cuánto tiempo podemos tardar con Zunder en recargar nuestro coche para unos 250 kilómetros?

La parada óptima para un vehículo eléctrico con los tipos de cargadores que estamos instalando ahora mismo -de 90 o 150 kilowatios- está entre los 14 y los 20 minutos. En ese tiempo tendrás carga para recorrer entre 200 y 400 kilómetros dependiendo del coche que tengas. El tiempo medio de parada en una gasolinera son 15 minutos, con una diferencia: tú a una estación de servicio llegas, esperas a que te atiendan, o tienes que ir a que te abran el surtidor y luego tienes que entrar a pagar. En un vehículo eléctrico entras con el coche, enchufas el cable y ya estás cargando. La carga tarda más, pero el proceso completo, el tiempo que pierdes, empieza a ser similar.

Sí, pero en una gasolinera se puede pagar con tarjeta

Estamos atacando este asunto desde dos vías. La primera son los coches que tienen un protocolo llamado 'plug and charge'. Cuando uno de estos coches recarga en un punto Zunder nuestro equipo llama al cliente y le pregunta si quiere vincularlo a su usuario en la aplicación, y por tanto a su tarjeta de crédito, para empezar a cargar en el futuro solo enchufando la manguera. Llegar, enchufar y listo.

El otro punto es la instalación del pago con tarjeta. Es muy complejo porque tiene muchos protocolos que cumplir y caro porque está a la intemperie, no es tan fácil como los datáfonos que tienen en las gasolineras, pero en breve empezaremos con las pruebas del pago con tarjeta en los primeros cargadores y poco a poco los llevaremos a toda la red para poder recargar nuestro coche incluso sin teléfono ni aplicación.

¿Habrá suficientes cargadores para todos los coches eléctricos que se van a vender?

La venta de eléctricos va a un ritmo muy superior al de nuestras mejores expectativas. y algunos de nuestros cargadores están multiplicando su uso por cinco, pero tenemos que saber que si todos los coches de combustión van a las gasolineras a la vez no hay mangueras para todos, y no tiene sentido que las haya, porque nunca los 24 millones de coches que hay en España van a ir a repostar a la vez. En España hay 12.000 gasolineras con unas 88.000 bocas de carga, y en puntos de carga estamos cerca de los 100.000 ahora mismo, así que hay cargadores para todos, pero la administración debe agilizar los procesos para abrir nuevos puntos de recarga.

¿Cuántos puntos de carga en carretera hay ahora mismo?

No hay un censo, no te puedo decir con exactitud, pero en carga rápida, con más de 50 kilowatios/hora hay más de 3.000 o 4.000 puntos de carga, y ultra-rápida de más de 150 kwh, unos 500 puntos. En España hay unos 200.000 coches eléctricos. Si cogemos el número de coches eléctricos que hay por los puntos de carga que hay, sale mejor porcentaje que los puntos de repostaje con el número de coches de combustión.

Cuándo vas por carretera hay señales que indican las gasolineras, pero para los puntos de recarga tenemos que buscar en las aplicaciones. ¿Por qué?

La normativa para que sean indicados en carretera ya se ha aprobado y regulado, en unos meses llegarán estas señales, aunque en las instituciones públicas no van muy rápido las cosas. En otros países ya son muy comunes.

¿Qué coche conduces y cuántos kilómetros haces al año con el eléctrico?

Tengo un Tesla Model Y, le estoy haciendo unos 40.000 o 50.000 kilómetros al año. En 2018 compré un Nissan Leaf, pero el primer coche eléctrico en el que me subí fue a un Peugeot iOn, que lo alquilé en Barcelona en 2013 si no recuerdo mal.

¿Te has quedado tirado alguna vez sin electricidad?

Solo una vez por cabezón. Subimos a una montaña, no quise parar a cargar porque estaba convencido de que llegaba y llegamos arriba, pasamos el día en el campo y, cuando bajamos a comer al pueblo, arranqué el coche y a los 200 metros se quedó sin batería. Era en bajada, así que no tuve problema, pero el cachondeo y las risas estuvieron ahí. Te habló de 2018, era bastante novato.

Como buen emprendedor, has hecho de todo en tu empresa, también atención telefónica al cliente, ¿Qué es lo más raro que os han preguntado?

Nos han pasado muchas cosas, pero un usuario quería recargar la batería de su coche híbrido y claro, nos decía «el enchufe no encaja», y tras varios intentos nos dijo, «he abierto el tapón de gasolina y no encaja», ahí descubrimos que era un híbrido.

Cuéntanos el caso más admirable de un usuario de un coche eléctrico.

Conozco a mucha gente que ha hecho viajes muy largos, pero se hacen por pasión, porque lo disfrutas… lo que tiene mérito es que, por ejemplo, entre Palencia y Valladolid hay 50 kilómetros, y hay gente que vive en una de las ciudades y trabaja en la otra. Son cien kilómetros todos los días, pues conozco varios casos que compraron eléctricos que tenían autonomías de 120 o 130 kilómetros, como el Renault Zoe en su momento, solo para este recorrido. Me parece muy valiente por su parte comprarse un eléctrico porque todo el mundo decía: 'esto es para ciudad'. Bueno, pues van de Palencia a Valladolid todos los días desde hace años sin emisiones y con un coste mínimo.

Yo recomiendo que si ahora mismo tienes un coche eléctrico que cumple tus necesidades y encaja en tu presupuesto, lo compres. Si no, que te esperes o que compres un vehículo con tecnología intermedia hasta que llegue un eléctrico que encaje en tus necesidades y presupuesto, porque terminará llegando.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios